Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

La caída en la natalidad reduce las reservas de plaza para entrar en los colegios del área

Los centros registran menos solicitudes que en los años anteriores y solo casos excepcionales tendrán que baremar este año | Temen tener que cerrar aulas de cuarto curso de Infantil

Alumnos de infantil de Arteixo, durante una actividad.

Las aulas escolares de la comarca comienzan a acusar la caída en la natalidad de los últimos años, según responsables y trabajadores de los centros, que aseguran haber registrado un descenso en el número de solicitudes para ingresar en 4º de Infantil de cara al próximo curso. La rebaja en la demanda para entrar en el colegio confirma, señalan desde los colegios, una tendencia que ya asomaba en los últimos años.

La caída en las solicitudes lleva a algunos centros a temer incluso que, de consolidarse, esta tendencia a la baja derive en el cierre de un aula por curso, como advierten desde el Portofaro (Cambre). En este centro de O Temple se han presentado 22 solicitudes para las 50 plazas disponibles. “Bajó muchísimo. De continuar así, tendrá que cerrar un aula de tres años. Los años anteriores estábamos teniendo dos aulas completas, pero el año pasado ya solo pudimos tener una”, aseveran desde el centro.

El Wenceslao Fernández Flórez, en la capital municipal cambresa, ha recibido 26 peticiones de ingreso para 50 vacantes. Desde este centro aseguran que, este año, el colegio de O Graxal es el único cambrés que tendrá que baremar, es decir, aplicar criterios de admisión al superar la demanda las plazas disponibles. Este diario intentó sin éxito contactar con el centro de O Graxal, igual que con el Torrente Ballester de Sigrás.

En el Emilio González López, de Brexo Lema, se han presentado 19 solicitudes para 25 plazas. En contra de la tendencia general, en este colegio ha subido la demanda. La unitaria de San Bartolomeu tiene nueve interesados para cinco plazas aunque la profesora responsable del centro advierte de que se prevé que en un par de años salgan del colegio ocho niños y teme que no haya reemplazo entre los más pequeños. “Hace tres o cuatro años estuvo a punto de cerrar”, recuerda.

En el concello de Culleredo, “la tendencia a la baja es brutal en los últimos tres años”, afirman desde el Sofía Casanova, donde solo hay diez reservas de plaza para las 50 convocadas. En el Díaz Pardo, fueron 14 las solicitudes para 25 plazas, “muchísimas menos que otros años”, caída que achacan a “un descenso de la natalidad muy importante”. “Siempre pasábamos de 50 solicitudes”, aseguran.

En el colegio de Tarrío, se recibieron 31 solicitudes para 50 vacantes. “Llevamos más de seis años en los que siempre sobran plazas”, afirman desde este centro. El Ría do Burgo supone una excepción: con 42 solicitudes para 50 vacantes, “subió la demanda un poco”, afirman desde el colegio.

En Oleiros, también sobran vacantes en los colegios. En el Luis Seoane, en Canide, se han presentado 30 solicitudes para 50 plazas. En el Valle Inclán, de Perillo, se han reservado 40 de las 50 vacantes. En el Juana de Vega, en Nós, también con medio centenar de plazas, las peticiones han sido 31. Betanzos acusa también la tendencia a la baja. El colegio Vales Villamarín prevé la entrada el próximo curso de 60 niños, frente a los 100 para los que hay capacidad y en contraste con los “80 o 85” que se solían recibir.

En Sada, el Barrié de la Maza es el que más ha notado la caída, con 26 solicitudes para 50 plazas, descenso que ya se apreció en el centro el curso pasado, con 33 entradas de niños. El Mosteirón, con 34 solicitudes para 25 plazas, se mantiene en la línea de años anteriores, igual que el Sada y sus Contornos, que, con 15 peticiones para 15 vacantes, prevé más incorporaciones a lo largo del curso.

En Arteixo, la reserva de ingresos a 4º de Infantil para el próximo curso deja patente también la caída en el censo. En el colegio Ponte dos Brozos, que ofertó 125 plazas, se han recibido 85 solicitudes. El San Xosé Obreiro de Meicende ha registrado la reserva de 20 vacantes de las 25 ofertadas, seguramente se cubran todos, como otros años.

El colegio San Marcos, de Abegondo, ha recibido 26 peticiones para 50 plazas, una caída suave, afirman desde el centro. El Vicente Otero Valcárcel de Carral observa también una caída sutil, con 36 reservas para 50 vacantes. La unitaria de Tabeaio registra seis solicitudes para 4º de Infantil y una para 5º de las nueve vacantes disponibles, mientras que otros años tuvo que baremar.

Compartir el artículo

stats