Kiosco

La Opinión de A Coruña

Patrimonio natural en riesgo en la comarca coruñesa

La protección natural que no llega: el bucle verde de As Mariñas

Enclaves de la comarca coruñesa con hábitats prioritarios para la UE se degradan mientras que los planes para su preservación encallan en un mar de papeleo

Plumachos en la desembocadura del Mero y, a la izq., una garza.. | // LA OPINIÓN

El aluvión de proyectos eólicos ha dejado nuevamente al descubierto la carencia de instrumentos de protección para velar correctamente por la conservación de los enclaves naturales de As Mariñas. La Reserva de Biosfera ha demostrado ser un escudo ineficaz para impedir actuaciones lesivas para el medio natural y la ampliación de la Red Natura, que blindaría ecosistemas amenazados por proyectos eólicos o forestales como los de As Brañas do Deo o la Serra da Cova da Serpe, lleva en un cajón desde 2012.

Las iniciativas estatales, autonómicas o locales para la preservación de los enclaves encallan en un mar de papeleo mientras que ecosistemas y hábitats considerados prioritarios por la Unión Europea se degradan o desaparecen víctimas de la proliferación del eucalipto y otras especies invasoras o rozas mecánicas, como constatan los técnicos en reiterados informes y las propias empresas promotoras de parques eólicos, que argumentan en sus proyectos que esos espacios han perdido ya los valores que les hacían merecedores de protección.

Este bucle perverso desespera a asociaciones ecologistas y las plataformas vecinales que combaten los proyectos de macroeólicos. Colectivos y grupos de la oposición en O Hórreo acusan al Gobierno gallego de dejar en situación de total desamparo el patrimonio natural y actuar en connivencia con el “lobby energético y forestal”.

La infraestructura verde: la estrategia para frenar la degradación de los hábitats, una urgencia sin plazos

La estrategia que reclama la UE para frenar la degradación de hábitats y ecosistemas y garantizar la conectividad de acuíferos y otros enclaves naturales imprescindibles para la vida sigue sin plazos más de un lustro después de que la Xunta iniciase las gestiones para su elaboración y la puesta en marcha de un “plan piloto” en A Coruña y su comarca.

Las gestiones arrancaron cuando Beatriz Mato llevaba las riendas de la Consellería de Medio Ambiente, responsabilidad que abandonó para postularse a la Alcaldía de A Coruña por el PP. Entre los años 2017 y 2018 se sucedieron los encuentros, cónclaves, mesas redondas y otras iniciativas impulsadas por la Xunta, que incidía en la necesidad de dotarse cuanto antes de esta estrategia para definir una red de zonas naturales y seminaturales, frenar la pérdida de la biodiversidad y garantizar la conservación de hábitats prioritarios para la UE, como los brezales húmedos atlánticos o turberas altas activas, imprescindibles para la depuración del agua, la fijación de carbono o la fertilidad del suelo.

Técnicos autonómicos han constatado una fuerte regresión de los hábitats prioritarios que quedaron fuera de la Red Natura

decoration

El Gobierno gallego anunció inicialmente que sometería a exposición pública el documento a finales de 2018. Incumplido ese plazo, a finales de 2020 se anunció su difusión durante el pasado año.

A consulta del BNG, la Consellería de Medio Ambiente respondía hace unas meses que el Consello da Xunta había acordado ya en julio de 2021 someter a información pública la estrategia gallega de infraestructura verde. En respuesta a este diario sobre dónde podía consultarse el documento, el departamento autonómico apunta ahora que “causísticas distintas registradas en los últimos meses, no permitieron avanzar con el ritmo deseado en este proyecto”.

La Xunta admite que el trámite de infraestructura no avanza al "ritmo deseado"

decoration

La Xunta apela concretamente a la entrada en vigor de la Estrategia Nacional de Infraestructura Verde, a la que debe adaptarse la gallega, que dispone de un plazo máximo de tres años desde la aprobación de esta ley para aprobar el documento. Medio Ambiente no fija ahora plazos y apunta que da pasos para “adaptarse y converger con el modelo estatal”.

La Red Natura que acabó en un cajón y dejó desprotegidos tres enclaves de la comarca

Hace ya más de una década, la Xunta presentó una propuesta de ampliación de la Red Natura tras varias amonestaciones de la Unión Europea por su racanería en materia de protección ambiental (solo el 2% del territorio de la Reserva de Biosfera es Red Natura). Solo un año después, esta ampliación del territorio protegido en Galicia acabó en un cajón.

Marisma del río Baxoi, en Miño, castigada por infraestructuras y que la Xunta dejó finalmente fuera de la Red Natura PLAYAMINO.BLOGSPOT

Entre los enclaves que incluía el proyecto y que siguen a día de hoy desprotegidos se encuentran As Brañas do Deo, la Serra da Cova da Serpe y las marismas del Río Baxoi.Estos tres espacios, propuestos como Lugares de Importancia Comunitaria, han sufrido una importante degradación en los últimos años, constatada por los propios técnicos autonómicos, y dos de ellos están ahora en la diana de varios proyectos eólicos y forestales.

En sede parlamentaria, al hilo de una iniciativa del BNG sobre As Brañas do Deo, el Gobierno gallego defendió que la propuesta de ampliación de la Red Natura de 2011 había “caducado” y que la Xunta había renunciado por la elevada contestación vecinal (cifró en “más de 3.000” las alegaciones que considera pertinentes).

Una portavoz del Ejecutivo defendió que toman medidas para preservar estos enclaves y que va a realizar estudios para determinar los hábitats de interés comunitario presentes en As Brañas do Deo  para establecer un plan de conservación.

Larga espera para un Espacio Natural de Interés Local

Uno de los principales objetivos que se marcó la Reserva de Biosfera As Mariñas Terras do Mandeo desde su constitución en 2013 fue ampliar los espacios protegidos. Actualmente, solo el 5,6% del territorio dispone de especial protección. Ante la falta de avances en la tramitación de la Red Natura, que permitiría sumar tres nuevos enclaves protegidos (As Brañas do Deo, Serra da Cova da Serpe y las marismas del Río Baxoi), la Reserva se fijó como objetivo impulsar la creación de nuevos Espacios Naturales de Interés Local.

Se trata de una categoría de protección menor, que no lleva aparejada ninguna inversión por parte de la Xunta. En la actualidad, en la comarca han sido aprobados provisionalmente, la Ribeira do Mero-Barcés y Río Abelleira y As Brañas de Sada.

Otros siete figuran en la memoria de la Reserva como en tramitación, sin que hayan trascendido avances: los embalses de Sabón y Meicende, la laguna de Mera, la ensenada de Santa Cruz, el parque forestal de Liáns, el sanatorio de Cesuras, o el centro de investigaciones agrarias de Mabegondo.

Compartir el artículo

stats