Kiosco

La Opinión de A Coruña

A juicio el edil de Urbanismo de Arteixo y un vecino por una pelea sobre un corte de agua

La Fiscalía pide un año y tres meses de cárcel para el residente, y un delito leve de lesiones y una multa contra el edil por un enfrentamiento ocurrido durante 2018

La Audiencia Provincial de A Coruña celebrará el próximo jueves un juicio para esclarecer los hechos ocurridos durante una pelea que tuvo como protagonistas al concejal de Urbanismo del Concello de Arteixo, Alberto Castro, y a un vecino que le recriminó un corte de agua que se registró en la casa de su madre. Los hechos se remontan al 17 de noviembre de 2018, sobre las 10.50 horas, momento en el que se produjo el enfrentamiento. El fiscal pide un año y tres meses de cárcel para el residente por un delito de atentado contra la autoridad y otro de lesiones. Para el edil reclama un delito leve de lesiones. Para ambos propone sanción económica: para el representante público, 210 euros, y para la otra persona, 2.520 euros.

El suceso que será juzgado se remonta a hace casi tres años y medio, cuando el vecino conducía su vehículo por la carretera AC-552, que enlaza A Coruña con Carballo, y se cruzó al concejal en su turismo al llegar a un cruce en la parroquia de Larín. En este instante se originó el conflicto entre estas dos personas.

El escrito del fiscal recoge que esta persona le hizo indicaciones para que parase “debido a la animadversión que sentía hacia él por un problema derivado de la conducción del agua al domicilio de su madre”, se dirigió al coche del edil y, “sin mediar ningún tipo de discusión”, le recriminó “el hecho de haberse quedado sin agua en el domicilio de su madre”. Intentó pegarle a través de la ventanilla y, “estaba tan furioso”, que comenzó a dar patadas y puñetazos al vehículo del político, según Fiscalía.

Esta persona logró abrir la puerta del lado en el que se situaba el concejal, se abalanzó sobre él, “llegando a colocarle la rodilla encima del pecho, produciéndose un forcejeo entre ambos, en el transcurso del cual se golpearon uno al otro”, según indica el relato de la Fiscalía.

El resultado del enfrentamiento físico fue que ambos acabaron heridos. El edil tuvo una contusión en el pecho, compatible con una fractura no desplazada del esternón, y sufrió diversos rasguños en el lado derecho de la cara. Precisó asistencia sanitaria y tardó en curarse 30 días. El otro protagonista del suceso registró una contusión en la mejilla derecha y una contractura en un músculo en la espalda. También necesitó cuidados médicos. En su caso, se recuperó a los cinco días.

La Fiscalía considera que Alberto Castro es autor de un delito leve de lesiones y al vecino le acusa de un delito de atentado y de lesiones. La Fiscalía pide que el vecino indemnice con 902 euros al representante público del Concello, y también reclama que el edil abone 150 euros a la otra persona. Ninguno de los dos protagonistas de este enfrentamiento tenía antecedentes penales.

El vecino le recriminó al concejal de Urbanismo “el hecho de haberse quedado sin agua en el domicilio de su madre”. Sus competencias no abarcaban entonces ni en la actualidad el servicio de abastecimiento. Solo se encarga de cuestiones relacionadas con el urbanismo del municipio.

El Gobierno local de Arteixo ha evitado, a consulta de este diario, pronunciarse sobre la petición del fiscal contra el concejal por este caso.

Compartir el artículo

stats