Kiosco

La Opinión de A Coruña

El alcalde de Carral asume las áreas que dejan los concejales del PSOE de modo provisional

El regidor achaca a la falta de tiempo el retraso en redistribuir Urbanismo, Obras, Infraestruturas y Medio Rural; Mobilidade, Comercio y Turismo; y Voluntariado y Traballo

El alcalde de Carral, Javier Gestal, en el pleno, este jueves. | // CARLOS PARDELLAS

El alcalde de Carral, Javier Gestal, asumirá de modo provisional las áreas y competencias que tenían asignadas los concejales del PSOE, que han abandonado el Gobierno local. El regidor firmó este martes un decreto de Alcaldía en el que resuelve cesar como miembros de la Junta de Gobierno local a Pablo Couto y Jesús Cetina y, al primero, retirarle la Tenencia de Alcaldía. La socialista Lucía Vázquez deja su acta como concejala de la Corporación municipal, de modo que se incorporará la siguiente en la lista, salvo renuncia.

El partido del Gobierno, Alternativa dos Veciños, que se ha quedado en minoría, asegura que no ha tenido tiempo todavía de redistribuir las áreas y competencias entre los cinco ediles que ahora integran el Ejecutivo municipal. Elude concretar por ahora la fecha en que prevé redistribuir responsabilidades de gobierno.

Las áreas que dejan los ediles del PSOE son: Urbanismo, Obras y Infraestruturas e Medio Rural, que dirigía Couto; Mobilidade, Comercio y Turismo, que llevaba Vázquez; y Voluntariado y Traballo, que tenía asignada Cetina. En la actualidad, el alcalde tiene competencias en Urbanismo, Infraestruturas, Medio Rural e Seguridade Cidadá; Susana Guimarey dirige Economía e Facenda, Réxime Interior y Recursos Humanos; Rubén Antonio Caamaño tiene asignadas tiene asignadas las responsabilidades en Obras públicas, Servizos, Medio Ambiente y Protección Civil; Francisco Javier Bello lleva Servizos Sociais, Deporte, Cultura, Xuventude y Participación Cidadá; y Educación, Sanidade e Igualdade están a cargo de Mercedes Caridad López.

El Ejecutivo carralés afronta el último año de mandato en solitario y con cinco ediles de los trece que integran la Corporación municipal. Los populares tienen también cuatro, después de abandonar la agrupación Florinda Duarte, ahora no adscrita; y los socialistas son tres. Las cuentas podrían complicarse para el Gobierno local si la oposición decidiese continuar por la vía de los últimos meses, en los que PP y PSOE votaron juntos en varios puntos importantes, como reclamar la recuperación de la subvención del IDAE, uno de los puntos que más bronca han generado este mandato y que más dejó ver la distancia entre los dos partidos que todavía eran socios de Gobierno. En el pleno en el que se escenificaba la ruptura del bipartito, este jueves, el Gobierno local logró sacar adelante sus propuestas, aunque con bronca, reproches y avisos.

El portavoz del grupo líder de la oposición, el exalcalde, José Luis Fernández Mouriño, aseguró en la mañana del jueves, antes del pleno, que su formación descartaba intentar movimientos como una moción de censura. “Un año antes de las elecciones ya no se puede presentar”, explicó el popular y aclaró que el plazo concluye en mayo. Además de gestionar los pasos para la construcción de una nueva depuradora en O Quenllo, proyecto del que la oposición ha cuestionado la fórmula de financiación, el Ejecutivo tiene pendiente un PXOM y no ha aprobado el presupuesto de este año.

Compartir el artículo

stats