El Juzgado de Instrucción número 2 de Betanzos ha desestimado el recurso presentado por los nietos del dictador Francisco Franco y por la Fundación Nacional Francisco Franco contra el archivo y sobreseimiento de la causa abierta contra los conocidos como los 19 de Meirás, denunciados por la toma simbólica del pazo en agosto de 2017 para exigir su devolución al patrimonio público. La resolución judicial no es firme.

La magistrada se reafirma en su dictamen, en el que subrayaba que “no puede atribuirse la responsabilidad a todos y cada uno de los intervinientes, de un modo genérico, individualizado o discriminado”, ya que no puede determinarse “en ninguno de los investigados, en concreto, la causación de los diversos daños”.

Sobre la ocupación del pazo de Meirás, en 2017, los activistas del BNG conocidos como los 19 de Meirás reiteran que se trató de “un acto simbólico” realizado en agosto de ese año “para reclamar lo que es de justicia: que el pazo tenía que ser devuelto al pueblo gallego”, sostienen sobre la demanda que les llevó a protagonizar este acto.

“Por mucho que los herederos de la dictadura franquista intenten acallar la voz de las y de los demócratas que denunciamos el expolio del franquismo no lo van a conseguir”, afirman también este grupo de activistas en relación a bienes de la familia Franco obtenidos durante esa etapa.

El juicio sobre los bienes del pazo de Meirás se celebrará el próximo mes de junio. La Xunta todavía no ha incoado el expediente para su declaración como Bien de Interés Cultural.