La Audiencia Provincial de A Coruña ha condenado a un año y ocho meses de cárcel por tráfico de drogas a dos hombres que fueron observados por agentes de la Guardia Civil cuando realizaban una venta de cocaína desde el coche de uno de ellos a un tercero en Ponte de Cela, en Cambre. Los condenados deberán también pagar sendas multas de 123,64 euros, cantidad que equivale al valor que tendría en el mercado ilícito la cocaína incautada, ya que llevaban papelinas en la guantera del coche desde el que hicieron la transacción.

El testimonio de los guardias civiles y la confirmación del comprador de que había comprado cocaína y había abonado un billete de 50 euros por esa sustancia y por una deuda pendiente con uno de los ahora condenados prueban los hechos, resuelve la jueza. La magistrada rechaza en la sentencia la versión de la defensa, que argumenta que los tres hombres reunidos en torno al coche consumían juntos y que las papelinas y la resina de cannabis halladas en la guantera eran para consumo propio. "De nada valen las versiones exculpatorias [...] cuando la verdad es otra y ha quedado tan firmemente acreditada", dicta la sentencia.