Kiosco

La Opinión de A Coruña

Ley de memoria histórica en la comarca de A Coruña

Culleredo busca paliar problemas postales antes de renombrar las calles franquistas

Analiza el impacto para los vecinos de la modificación de sus direcciones con empresas o administraciones | Sanjurjo de Carricarte y Narciso Pardo, los dos vestigios del Franquismo

Vista de la calle Sanjurjo de Carricarte, en O Burgo, el año pasado. LA OPINIÓN

El Concello de Culleredo asegura que estudia el impacto para los vecinos de la modificación de nombre para dos calles que aún recuerdan a personajes vinculados al Franquismo: Sanjurjo de Carricarte y Narciso Pardo. El Ayuntamiento sostiene que trabaja en el análisis de la afección que tendría este cambio para los vecinos un año después de que anunciara que sopesa bautizar una calle o espacio público con el nombre del exalcalde, Julio Sacristán, y de que el historiador municipal, Carlos Pereira, elaborara un informe sobre el estado de cumplimiento de la ley de Memoria Histórica a petición de la concejala de Cultura, Penélope López, detalla el documento.

Los dos vestigios franquistas que conserva el callejero cullerdense están situados en O Burgo —la calle Sanjurjo de Carricarte— y en Liñares — Alcalde Narciso Pardo—. El bautismo de la calle de O Burgo en honor al exalcalde de A Coruña no ha podido datarse, puesto que no se conservan las actas del año en que se inauguró. Publicaciones en prensa permiten, sin embargo, saber que en 1969 se daba cobertura “un emotivo acto de apertura de una calle que lleva el nombre del fallecido alcalde de La Coruña, don Eduardo Sanjurjo de Carricarte”, recoge el informe del historiador municipal.

La denominación de Narciso Pardo para la calle de Liñares se aprobó en 1994. La Corporación municipal dio luz verde en pleno extraordinario a una propuesta de nombramiento de calles, entre las cuales figuraba, en el número 24, la que se bautizó como Rúa do Alcalde Narciso Pardo.

El Gobierno local defiende que el proyecto para el cambio de nombre de las calles “no se encuentra parado”, sino pendiente de minimizar las molestias para los residentes en las zonas afectadas. Detalla que el departamento de Padrón trabaja en el tema.

El Ayuntamiento afirma que analiza también los posibles nombres que podrían darse a las calles. Asegura que mantiene la idea de rendir homenaje en el callejero al exalcalde, Julio Sacristán, que dirigió el Concello durante 34 años.

El Concello anunció el año pasado que estudiaba darle el nombre del exsecretario provincial socialista e histórico regidor cullerdense a la avenida de Rutis. Ahora, aclara que se debate entre una calle y dos espacios públicos para situar la placa en honor a Sacristán. Garantiza, eso sí, que formará parte del callejero.

El PP aseguró hace un año, en el pleno en el que se comentó la propuesta de dar a un espacio público el nombre del exalcalde, que daría su apoyo a la iniciativa. El BNG apuntó la necesidad de revisar el callejero para eliminar las posibles referencias franquistas, punto con el que el alcalde, el socialista José Ramón Rioboo, se mostró de acuerdo.

Molestias como el cambio de direcciones en la correspondencia con empresas, administraciones, organismos y particulares son efectos que el Concello quiere paliar y que ya mencionó en el pleno en el que se aprobaron los nombres de las calles Rego de Campos en Toroño y Travesía Joaquín Sorolla en A Telva.

Compartir el artículo

stats