Kiosco

La Opinión de A Coruña

Expertos consideran “una aberración” la pasarela de A Coruña a Santa Cristina

Investigadores del CICA de A Coruña y del CSIC consideran que este proyecto es más propio del siglo pasado, y que su impacto paisajístico y medioambiental será ”brutal”

Recreación en 3D de la pasarela, sobre la Punta de Flecha, que es punto de observación en el POL. | // L.O.

Desde los años setenta la duna y la playa de Santa Cristina, hasta la misma orilla, tenía vehículos aparcados encima con decenas de bañistas. Sacar el pie del coche y ponerlo ya encima de la arena. Ese espíritu del desarrollismo no ha muerto. La Xunta anunció hace unos días un proyecto para instalar una pasarela peatonal sobre la ría, desde As Xubias en A Coruña hasta encima de la duna de Santa Cristina en Oleiros. Los coruñeses cruzarían y ya tendrían el pie en la arena, sin mover el coche. “Aberración” es una palabra en la que coinciden, al hablar de este proyecto, el doctor en Biología y miembro del Centro de Investigaciones Científicas Avanzadas (CICA) de la Universidade de A Coruña, Rafael Carballeira; y el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y presidente de la Sociedade Galega de Historia Natural (SGHN), Serafín González.

“Poner una pasarela en ese punto es la solución más fácil porque es donde hay menos distancia entre las orillas coruñesa y oleirense, pero no se tiene en cuenta el brutal impacto paisajístico y medioambiental, es una aberración”, destaca Rafael Carballeira, que conoce bien este entorno por ser objeto de estudio científico durante siete años.

“Solo hay una cosa que decir: Estamos en el siglo XXI y a la Xunta no se le ocurre nada mejor en qué gastar ocho millones de euros de fondos Next Generation, en lugar de hacer algo diferente e innovador con este dinero, por ejemplo retirar toda la basura de las playas y las plantas invasoras? ¿De verdad no hay nada mejor en qué gastar”, resaltó Serafín González, incidiendo en que el proyecto del Ejecutivo gallego es el que se plantearía en el siglo pasado pero no ahora, con otra sensibilidad por el medio ambiente y el paisaje. Y también porque a muy escasos metros está el puente de A Pasaxe, cuyo proyecto de ampliación prevé la ejecución de una pasarela en paralelo, peatonal y ciclista. “Es un despropósito y un malgasto, hay que pensar en las próximas generaciones, ya lo dice el nombre del fondo, Next Generation. Es una aberración en este entorno”, agregó González.

Líneas de evolución del arenal y duna hacia mar adentro, desde 1940 hasta 2020. | //CEDIDA POR RAFAEL CARBALLEIRA

“Se dice que la duna está muy degradada pero no creo que sea irrecuperable. Vas allí y ves que es increíble lo bien que está para lo que ha sufrido todos estos años, es sorprendente su resistencia, llama mucho la atención eso”, comenta el profesor e investigador Carballeira, en referencia a que ni las construcciones, ni los coches aparcados encima durante años ni los millones de pisoteos de bañistas ni las plantas invasoras ni el desplazamiento de la arena ni el total abandono y falta de cuidado han podido acabar con la pequeña formación dunar de Santa Cristina, que alberga un buen número de especies típicas de estos hábitats, e incluso una de ellas amenazada.

Carballeira precisa que la playa de Santa Cristina no pierde arena sino que “bascula”, se desplaza hacia mar adentro, por eso en la margen coruñesa del arenal los árboles tienen las raíces al aire, la arena se mueve al lado contrario. “A medida que la arena se va moviendo, la Punta de Flecha gira y la vegetación que la acompaña y crece al mismo ritmo. Son sistemas muy dinámicos geológicamente. Esta playa además tiene una singularidad y es esa Punta de Flecha. Es una duna muy viva”.

Una guía de la Xunta insta a evitar pasarelas sobre dunas

Las pasarelas no se pueden colocar “de cualquier manera ni en cualquier sitio” . Se deben “evitar pasarelas longitudinales sobre la primera cresta dunar”, porque modifica el paso de los sedimentos y favorece la erosión del frente dunar así como la dispersión de especies exóticas. Las pasarelas tampoco “deberían alcanzar u ocupar la zona intermareal ni la playa alta” sino “en el borde de la duna”. Son algunas de las indicaciones de la Xunta en su Guía de Boas Prácticas de Intervención en Sistemas Praia-Duna, donde además se resalta que no deberían superar “un metro de altura” por su “impacto visual”.

También subraya que es “peligroso” colocar pasarelas sobre dunas móviles, como la de Santa Cristina (siempre ha basculado hacia mar adentro). El decreto de 2011 por el que la Xunta aprobó el Plan de Ordenación do Litoral (POL) obligaba a redactar esta guía de Boas Prácticas, pero también estableció una protección para el ecosistema de Santa Cristina, protección intermareal y costera, e incluso fijó en los planos un “punto de observación de interés paisajístico”, justo sobre la duna, encima de la Punta de Flecha donde prevé instalar la pasarela.

Compartir el artículo

stats