Kiosco

La Opinión de A Coruña

Luces y sombras del primer PXOM del ayuntamiento fusionado

La Xunta ve excesiva la previsión residencial e industrial del plan general de Oza-Cesuras

Insta a revisar las delimitaciones “forzadas” de núcleo rural para incluir edificaciones aisladas | Cuestiona que se mantengan los suelos de Coca-Cola y A Boquela, todavía sin desarrollar

Vista del núcleo urbano de Oza-Cesuras. | // LA OPINIÓN

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda ha emitido el documento de alcance al plan general de Oza-Cesuras, que incluye una serie de observaciones y sugerencias que el equipo redactor deberá incorporar al PXOM para su aprobación inicial.

Como ya informó este diario, el borrador del plan general de Oza-Cesuras, que unificará el urbanismo de este ayuntamiento fusionado, reconoce como único núcleo urbano el de Oza, establece cuatro ámbitos de suelo urbano no consolidado previstos ya en el PXOM de Oza dos Ríos (de 6,8 hectáreas), delimita tres sectores de suelo urbanizable (uno residencial de 3,8 hectáreas y dos industriales de 77 hectáreas) y delimita 299 núcleos rurales.

El PXOM no concreta las previsiones de crecimiento residencial, aunque afirma que será bajo por “la escasa presión demográfica” y el elevado porcentaje de vivienda vacía. La Dirección Xeral de Ordenación do Territorio advierte con todo de que el borrador no aporta una estimación de nuevas viviendas y considera que “no parece justificada la propuesta de nuevos crecimientos teniendo en cuenta que la memoria justificativa dice expresamente que el Concello de Oza-Cesuras no cuenta con problemas de viviendas”.

El departamento autonómico recuerda al Ayuntamiento que “debe potenciarse la rehabilitación de lo existente” y considera que “no se puede justificar la delimitación del sector de suelo urbanizable SUB-03 que incluye el PXOM para completar la trama urbana.

La Xunta considera que esta propuesta choca con los “datos demográficos regresivos del municipio” y recuerda que en suelo urbano consolidado “existen numerosas parcelas vacías” y que si se suma el crecimiento previsto en núcleo rural “supone una incremento de la superficie edificable de uso residencial considerable”: “El sector [por el SUB-03] supone una ampliación innecesaria de la trama además de ocupar suelos que deberían contemplarse como suelo rústico de protección agropecuaria”, advierte la Dirección Xeral de Territorio en su informe.

Observaciones en suelo de núcleo rural

El Instituto de Estudos do Territorio cuestiona también el modelo de asentamiento propuesto, especialmente el tratamiento de los núcleos rurales. Este organismo advierte de que “se delimitan asentamientos no reconocidos en el planeamiento vigente” y que se amplían las delimitaciones existentes e insta a revisar su configuración para evitar incorporar “formas forzadas para incluir edificaciones sin relación funcional con el núcleo” o “añadidos artificiosos de edificaciones aisladas”. El organismo cita más de 60 núcleos en los que advierte anomalías.

Crecimiento industrial en entredicho

Las previsiones de expansión industrial tampoco convencen a la Consellería de Medio Ambiente e Territorio a pesar de que el borrador del PXOM se limita a incorporar dos ámbitos de suelo urbanizable que ya fueron aprobados en el pasado, el SUB-01, en Mondoi (de 34 hectáreas y que fue tramitado en 2012 para el fallido centro logístico de Coca-Cola) y el SUB-02, de 42 hectáreas (ubicado en el extremo sureste del municipio, con plan parcial desde 2006 y todavía pendiente de desarrollar).

La Xunta considera que el borrador del PXOM “no justifica suficientemente” la necesidad del suelo industrial de Mondoi “teniendo en cuenta que la oportunidad que motivó la delimitación de este ámbito en 2012 no se mantiene en la actualidad” [el desembarco de Coca-Cola]. Considera que tampoco está “debidamente acreditada” la necesidad del suelo industrial de A Boquela e incide en que el plan parcial aprobado en 2006 establecía un plazo máximo de cuatro años para las obras “y a día de hoy no se ha ejecutado ninguna operación urbanística”.

El departamento autonómico apunta además a “condicionantes ambientales que ponen en duda la idoneidad” de estos sectores industriales y que “comprometen la viabilidad de la ordenación establecida”. En el caso del ámbito de Mondoi advierte de que tiene un “relieve irregular” y que se prevé modificar el curso natural del Rego Pequeno para canalizarlo en todo su recorrido a pesar de que “estas actuaciones están limitadas en la legislación vigente en materia de aguas”. Sobre el sector de A Boquela, apunta que ocupa una “apreciable extensión” del complejo natural de turberas de O Deo, considerado un hábitat prioritario.

Más protección ambiental y paisajística

La Consellería de Medio Ambiente recomienda integrar este sistema higroturbófilo singular de las Brañas do Deo en el suelo rústico de especial protección de espacios naturales o de aguas. Sugiere además clasificar como suelo de protección natural la parte de las riberas del Mero-Barcés que afectan al municipio y advierte de que el borrador del PXOM no identifica todos los espacios con valor natural ni delimita ninguna zona de protección paisajística.

Compartir el artículo

stats