El Ayuntamiento de Betanzos acusa a la Xunta de “faltar a la verdad” al apelar, en respuesta escrita al BNG, a la demora en otorgar las autorizaciones al Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) para realizar las obras de rehabilitación de cinco viviendas que adquirió en el casco histórico. En su respuesta, de la que se hizo eco ayer este diario, el Ejecutivo gallego explicaba que aguardaba por los permisos desde febrero de 2021.

El Gobierno brigantino explicó ayer que el Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) cuenta con esas autorizaciones “desde hace semanas”. El Concello destaca que el edificio de la rúa Pinche 9 tiene licencia desde el 23 de marzo; el de la rúa Cerca 43 desde el 24 de marzo y el inmueble de la Segunda Venela de Clérigos, desde el 24 de marzo también. En cuanto al número 34 de Alfolí, cuenta con licencia para “actuaciones urgentes” desde el 25 de abril.

El Ejecutivo betanceiro considera grave que la Xunta “intente poner la responsabilidad en el Concello de estos retrasos” cuando el IGVS “cuenta con viviendas con licencia de ocupación desde hace meses, para las que incluso la propia Xunta ya realizó el sorteo y adjudicación”, mientras los brigantinos “todavía siguen esperando que les entreguen las llaves”.

El Concello insinúa además que este acto de entrega de llaves se realizará en una fecha “más próxima a las elecciones” municipales de mayo del año próximo, en lugar de entregar ya las casas acabadas.

La Xunta aseguró que cinco de los 17 inmuebles que posee en el casco histórico tienen licitadas las obras de restauración pero no se podían adjudicar porque el Concello no dio licencia pese a tenerla pedida hace más de un año.