Kiosco

La Opinión de A Coruña

El Concello de Arteixo deniega la licencia para legalizar el almacén de material de obra precintado

El Gobierno local concluye que el proyecto presentado por la empresa “no se ajusta a la ordenación aprobada” para este ámbito del núcleo urbano, de suelo urbano residencial

Almacén de Pombo Arteixo, en la avenida de Baldomero González. | // LA OPINIÓN

El futuro del almacén de material de construcción de la avenida Baldomero González queda en el aire. El Gobierno local arteixano acaba de denegar la concesión de la licencia solicitada por la empresa Pombo Arteixo SL para las obras necesarias para la legalización de la edificación existente y también ha invalidado la comunicación previa —documento por el que un interesado pone en conocimiento de la Administración pública competente sus datos para el ejercicio de una actividad— para realizar exposición y venta de materiales de construcción en esta parcela por no cumplir con la ordenación urbanística prevista en esta zona.

El edil de Urbanismo, Alberto Castro, ha firmado la resolución en la que se acuerda denegar la licencia a la empresa, que la había solicitado el pasado 15 de noviembre. Esta decisión llega después de los técnicos municipales realizasen dos informes en los que consideran que no se debe conceder la autorización para las obras para la legalización de la instalación. Uno fue elaborado por el arquitecto municipal el 24 de enero, en el que concluyó que “el proyecto no se ajusta a la ordenación aprobada ni a la ordenanza de aplicación, de suelo urbano residencial de edificación entre medianeras”. El otro fue firmado el 5 de abril por la técnico de administración general (y que cuenta con el visto bueno del secretario municipal), en el que señala que se debe aplicar el proyecto de equidistribución vigente para esta parcela, que prevé la creación de tres solares (dos privados y uno para el patrimonio municipal).

Este almacén permanece precintado desde noviembre, cuando el Ejecutivo municipal emitió una resolución en la que ordenó a la empresa Pombo Arteixo SL la “suspensión inmediata, como medida cautelar”, del uso del almacén de materiales de construcción que posee en la avenida de Baldomero González, a menos de 100 metros de la Casa Consistorial, tras comprobar que no tenía licencia de actividad. Esta instalación, que está en una zona rodeada de viviendas, llevaba en funcionamiento, según reconoció el propio gerente ante la Policía Local, “por lo menos 40 años”.

La orden dictada por la Concejalía de Urbanismo estableció que no se puede realizar el uso consistente en oficinas, almacén y venta de material de construcción con aparcamiento de vehículos y acopio de material de construcción al aire libre al no existir la autorización municipal para la actividad. También ordenó a la empresa la realización de la retirada de los materiales utilizados en las actuaciones suspendidas y la maquinaria correspondiente.

La orden de precinto del Gobierno local llegó después de que un vecino presentase una denuncia ante el Valedor do Pobo el pasado mes de septiembre sobre el desarrollo de una actividad supuestamente clandestina en este almacén.

Compartir el artículo

stats