Kiosco

La Opinión de A Coruña

La Xunta derribó siete construcciones en la comarca durante todo el año pasado

La Axencia de Protección da Legalidade Urbanística registró 19 actuaciones en la provincia | La demolición del esqueleto del geriátrico de Monticaño, ejecutada en noviembre

Inicio de las obras de derribo, en noviembre de 2020, finalizadas al año siguiente. | // LA OPINIÓN

La Axencia de Protección da Legalidade Urbanística (APLU) ejecutó el derribo durante todo el año pasado de siete construcciones ilegales en la comarca coruñesa.

La entidad ordenó la demolición de una construcción en la parroquia de Lesa, en el Concello de Coirós, la única de las ejecutadas durante 2021 en el área que se encontraba en un núcleo rural; también derribó una casa en construcción, en San Cidre, en Bergondo, lo hizo por haber sido levantada en un suelo rústico de protección ordinaria; en el lugar de Souto, en Paderne, la APLU retiró una caseta de madera con solera de hormigón porque estaba en los terrenos incluidos en la zona de servidumbre de protección del dominio público marítimo-terrestre.

Una de las actuaciones con más impacto de este año —aunque se iniciaron durante el ejercicio anterior— en la comarca fue la del derribo del esqueleto del geriátrico de Monticaño, en el Concello de Arteixo, cuyas obras estaban paralizadas desde el año 2003, por ser ilegales, al haberse proyectado el edificio en un suelo rústico de protección de infraestructuras y de protección forestal.

Una sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia confirmó que la obra no solo no podía continuar sino que era necesario derribar el esqueleto del edificio para reponer la legalidad.

También en el Concello de Arteixo, la APLU ordenó demoler una caseta prefabricada de uso residencial, con huerta y jardín en la zona de la playa de Hucha, por erigirse en el espacio de servidumbre del dominio público marítimo-terrestre. La demolición se hizo efectiva en julio del año pasado.

En Fontemaior, en el Concello de Culleredo, en noviembre de 2021, la APLU derribó una vivienda unifamiliar, con garaje y varias alturas que se había construido en suelo protegido.

En febrero del año pasado en el lugar Monte da Raposa, derribó una caseta prefabricada en la parroquia de Celas, por estar ubicada en suelo rústico de protección ordinaria. El mes de más actividad en la agencia en esta zona fue el de noviembre.

En la lista de actuaciones del año pasado de la Axencia de Protección da Legalidad urbanística constan 19 intervenciones de derribo en toda la provincia, menos de la mitad de las que se registraron en Pontevedra, que rozó el medio centenar de derribos.

Compartir el artículo

stats