Kiosco

La Opinión de A Coruña

Un nuevo servicio para Costa Miño Golf

El adjudicatario del solar comercial de Costa Miño deberá ejecutar el ‘súper’ en un plazo máximo de 18 meses

El Concello abre la puja, que puntúa los usos complementarios, como estética, hostelería u ocio | El diseño debe evitar la estética industrial y “ofrecer una imagen de cierta distinción”

La parcela comercial de Costa Miño, señalada en azul, en una imagen promocional del Concello. | // L. O.

El Concello de Miño acaba de sacar a concurso por 43.560 euros anuales (con impuestos) el derecho de superficie de la parcela comercial de Costa Miño Golf para construir el primer supermercado de esta macrourbanización ubicada a caballo entre San Xoán de Vilanova y Perbes.

El pliego de condiciones establece que el adjudicatario podrá prorrogar la concesión por un máximo de 75 años (30 de entrada y moratorias sucesivas de cinco en cinco años) y que tendrá 18 meses de plazo para construir este equipamiento comercial desde la concesión de la licencia.

La superficie de la parcela es de 3.511 metros cuadrados y el pliego establece una edificabilidad de 3.400 metros cuadrados y una altura de 7,50 metros para una edificación con sótano, bajo y una planta. El sótano, destinado a garajes, no computará edificabilidad y el centro deberá disponer de 68 plazas de aparcamiento. El adjudicatario deberá alcanzar al menos el 95% de la edificabilidad del solar.

El Concello valorará que los aspirantes a explotar esta parcela propongan usos asociados y complementarios al de supermercado, como servicios de ocio infantil, belleza, hostelería, tintorería, veterinaria, farmacia, textil o prensa, entre otros, a los que se destinará hasta el 15% del conjunto construido.

Los servicios de carnicería y pescadería del 'súper' deben prestarse en la modalidad de venta asistida

decoration

El supermercado deberá cumplir también una serie de condiciones. El establecimiento comercial deberá contar con una oferta “variada” que permita al consumidor “realizar una compra completa” y los servicios de carnicería, charcutería y pescadería deberán prestarse en la modalidad de venta asistida.

El diseño del edificio deberá respetar también una serie de requisitos estéticos. El pliego valorará la calidad arquitectónica del proyecto y establece que deben utilizarse materiales de calidad y evitar una estética industrial para “ofrecer una imagen de cierta distinción en el entorno urbano en el que se sitúa”.

El adjudicatario tendrá que acometer también los accesos y la urbanización de los espacios libres. El superficiario deberá presentar el proyecto de ejecución en el plazo de seis meses a contar desde el día siguiente al de la formalización del derecho de superficie en escritura pública . Una vez obtenida la licencia se procederá a realizar en el plazo de dos meses las comprobaciones del replanteo y, tras este trámite, comenzarán las obras, que deberán ejecutarse en un máximo de 18 meses.

El pliego puntuará con hasta 51 puntos la oferta económica, es decir, el mayor canon anual. La calidad arquitectónica y urbanística de la propuesta obtendrá un máximo de 30 puntos (10 por funcionalidad ; otros 10 por la calidad de la solución arquitectónica y otros 10 por la estética de la propuesta).

El plan de desarrollo y gestión del centro comercial se valorará con hasta 10 puntos y el de los locales anexos, con 5. La propuesta para la carga y descarga puntuará hasta dos puntos, al igual que el programa de limpieza, mantenimiento y seguridad.

Las empresas interesadas podrán presentar ofertas hasta el 23 de junio. El pliego establece que el superficiario podrá desistir del derecho de superficie sin penalización alguna en los años 10, 15, 20 o 25 a contar desde el día después a su constitución en escritura pública.

El Concello de Miño tiene previsto sacar también a subasta otras dos parcelas que le adjudicó el juzgado. Se trata de un solar de 1.200 metros cuadrados para instalar una gasolinera y un terreno con veinte esqueletos de viviendas.

Compartir el artículo

stats