Kiosco

La Opinión de A Coruña

Investigadores de la Universidade enseñan ciencia básica a alumnado de Nós

La premiada científica Elena Pazos les resolvió dudas, les desmontó falsos mitos y les planteó experimentos muy divulgativos

Inma Álvarez, del CICA, con el experimento sobre densidades en el colegio de Nós. | // I.R.

La cara de asombro, ilusión y curiosidad saciada que se le queda a los más pequeños cuando descubren que la teoría que les han contado queda demostrada con un experimento que además es divertido, es de esas delicias de la vida que además puede ser el germen de una futura vocación científica. Divulgar la ciencia desde la edad más temprana y desmontar falsos mitos fue la actividad que se realizó este jueves en el colegio Juana de Vega de Nós.

La reconocida científica Elena Pazos con los escolares de Nós. | // I.R. M. Villar

El alumnado del centro tiene los pasillos decorados con trabajos sobre importantes mujeres científicas como Margarita Salas o Ángeles Alvariño pero ayer conocieron en persona, y pudieron acribillar a preguntas, a una de ellas, la doctora en Química Orgánica Elena Pazos, una de las mejores investigadoras de la Universidade de A Coruña, que lidera un proyecto sobre sensores inteligentes de enfermedades degenerativas en el Centro de Investigaciones Científicas Avanzadas (CICA), y que en 2019 logró la beca Starting Grant, dotada con 1,5 millones de euros, que otorga el Consejo Europeo de Investigación.

Gracias al trabajo relacionado con la ciencia que realizaron los estudiantes de tercero de Primaria de este colegio, con el apoyo de la tutora Cristina Bello y los responsables del Anpa, la científica Elena Pazos y otros dos colaboradores del CICA, Inma Álvarez y Agustín Sánchez, quisieron acudir al colegio de Nós para impartir una pequeña clase de química y realizar tres experimentos muy didácticos.

–¿Qué imagen tenéis de los científicos?

–Bata blanca.

–Pelo puntiagudo.

–Gafas.

–Con pociones.

–Hacen explosiones.

–Están en un laboratorio donde hacen inventos para dominar el mundo.

Éstas fueron algunas de las respuestas que le dieron a Elena Pazos los alumnos y alumnas en la clase de química al aire libre. La doctora primero desmontó estas imágenes que se tienen de “científicos locos” y que se deben a las películas. “Yo soy científica y no tengo el pelo puntiagudo, somos personas normales. Hay una visión de la ciencia que en parte es mito y en parte realidad. La ciencia nos hace avanzar. La gente antes se moría más joven, ahora se estudia el por qué de una enfermedad para encontrar un medicamento que la cure”, señaló Pazos.

Cómo todo son átomos, cómo una cosa es buena pero puede ser mala en cantidad excesiva, como sucede por ejemplo con el agua, o incluso con el bótox, que es una toxina pero que también se usa para eliminar arrugas, fueron algunos de los temas que se trataron. Los pequeños levantaron el brazo todo el tiempo para realizar multitud de preguntas ante una curiosidad insaciable que es la madre de la ciencia. Preguntaron, por ejemplo, por un medicamento que sí que conocen mucho los niños y niñas, el Dalsy, que se usa para bajar la fiebre.

“Si no tomásemos medicamentos a lo mejor no estábamos aquí”, preguntó un alumno. “Si tomas muchos medicamentos como Michael Jackson te mueres”, añadió otro. “Y tampoco puedes tomar chocolate todas las mañanas”, concluyó con seriedad otra alumna.

Los alumnos del Juana de Vega de Nós demostraron además estar muy al tanto de la actualidad: preguntaron por el funcionamiento de los pararrayos, qué pasa cuando te mueres, o por qué ahora todo el mundo quiere poner una cosa que se llaman placas solares en casa.

Tras responder varias decenas de preguntas, los investigadores preguntaron a los escolares si querían ver tres experimentos y el grito unánime fue de sí. “Es un experimento de fluorescencia con una lámpara; otro para que vean las distintas densidades con agua, aceite, alcohol y Fairy; y un tercer experimento de cromoterapia, con compuestos químicos, para que vean cómo se separan las mezclas”, explicó la científica Elena Pazos.

“Son curiosos y se agradece este interés por la ciencia. En el CICA estamos muy involucrados con la divulgación científica, participamos en el Día de la Ciencia en la Calle, en la Noche de los Investigadores. Se empieza por aquí, enseñar y divulgar la ciencia entre los escolares”, agregó Pazos.

Tras los experimentos, ya en las aulas, los investigadores también respondieron preguntas en la radio del colegio. Este centro también cuenta desde hace poco con su propio periódico, que elabora el alumnado, entre otras destacadas actividades que han revolucionado en los últimos cursos a este colegio situado en lugar privilegiado, en medio de un bosque, y al que solo le falta un necesario pabellón.

Compartir el artículo

stats