Kiosco

La Opinión de A Coruña

El Superior sentencia que la Xunta debe pagar IBI por el centro agrario de Mabegondo

Revoca una resolución del juzgado y le da la razón a la Diputación en que actuó con corrección al liquidarle al Gobierno gallego este impuesto entre los años 2014 a 2019

Laboratorio del Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo. | // FRAN MARTÍNEZ.

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha emitido una sentencia en la que le da la razón a la Diputación en el pleito que mantenía con la Xunta: el Gobierno gallego debe abonar el Impuesto de Bienes Inmuebles(IBI), la contribución, por las instalaciones del Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo (CIAM), situado en Abegondo. Este centro es una institución dedicada a la investigación y transferencia de conocimientos al sector agrario.

La Diputación tiene encargado el cobro de impuestos en los concellos que se lo delegan y le liquidó el IBI a la Xunta por este centro en Abegondo, respecto a los años 2014, 2015, 2016, 2017, 2018 y 2019.

La Xunta no estaba de acuerdo al alegar que la legislación establece que están exentos del pago del impuesto los centros destinados a servicios educativos y considera que el CIAM entra dentro de este apartado de formación, por lo que en 2020 presentó recurso contra estas liquidaciones, el organismo provincial no respondió y después el Gobierno gallego formuló un contencioso contra la desestimación por silencio administrativo.

En primera instancia le dieron la razón a la Xunta: el Juzgado de lo Contencioso Número Dos de A Coruña declaró que estas instalaciones de Mabegondo debían estar exentas del pago del IBI por ser un centro de formación. Sin embargo ahora el TSXG, tras apelar la Diputación, ha revocado esa resolución y confirma las liquidaciones tributarias de esos seis años.

El Superior declara así que las liquidaciones de la Diputación fueron conformes a derecho porque la actividad mayoritaria del centro de investigaciones “es ajena al ámbito educativo y totalmente desconectada del sistema público educativo” .

La Xunta alegó que el inmueble tiene uso educativo y lo acreditó con una certificación registral donde figura con el uso de enseñanza. La Diputación indicó que aunque el IBI se liquida según el catastro, tras una inspección en las instalaciones comprobó que de los casi 5.000 metros cuadrados construidos “únicamente 102,73 metros” se destinan a actividad formativa, aunque tampoco se probó que al menos esta superficie se destine a este uso. El conjunto de Mabegondo incluye el laboratorio de análisis de la leche (Ligal), el laboratorio de sanidad animal y el laboratorio filopatológico. El TSXG estimó íntegramente el alegato de la Diputación. La sentencia puede ser recurrida ante el Tribunal Supremo.

El CIAM tiene su origen en la primera Granja Agrícola Experimental de Galicia, que funcionó entre 1884 y 1964, situada en Monelos (A Coruña).

Compartir el artículo

stats