“El mural está basado en una fotografía, desenfocada, de una actuación de los pequeños del grupo de Baile Folliñas de Santa María de Oleiros de 1984. Una vecina ya se reconoció”, explicó el artista Yoseba Muruzábal, tras finalizar ayer el mural en una pared de una casa en rúa Miraflores. Muruzábal ya pintó también otro en Santa Cruz y pronto iniciará el del cementerio de Dorneda.