La Guardia Civil de Tráfico de A Coruña denunció a un vecino de Oleiros de 40 años por trasladar a su hijo de corta edad al colegio en un patinete eléctrico, modificado para añadir un manillar auxiliar para el niño, y por una vía interurbana, la carretera AC-180 entre Oleiros y O Carballo. Los agentes lo interceptaron cuando incumplía la normativa “poniendo en riesgo a un menor y a otros peatones”. Las quejas de madres y padres del colegio al que acude el menor alertaron a una patrulla que estaba en la zona.

Según testigos, este hombre “acudía todos los días al colegio incumpliendo las normas” y “al llegar a las proximidades del colegio se subía a la acera con riesgo para el resto de peatones”. Este hombre se enfrenta a dos sanciones por 200 euros.