Kiosco

La Opinión de A Coruña

La ‘resaca’ de la fiesta de Alternativa dos Veciños en Arteixo durante San Juan

La Policía Local tramita tres denuncias contra el festejo del partido del alcalde de Oleiros, que compara al responsable municipal de seguridad con Hitler

Vista de las zonas de Chamín y Barrañán. Echave

“La concesión de solicitudes deberá ser aprobada en el caso de hogueras/sardiñadas en propiedad privada y en el caso de hogueras/sardiñadas en la vía pública por el concejal delegado de Seguridad, debiendo contar todas ellas con el visto bueno del Servicio de Protección Civil y de la Policía Local”. Esta es la disposición que figura en las normas aprobadas por el Concello de Arteixo para las celebraciones de la pasada noche de San Juan y que la Policía Local detectó que incumplía la fiesta de Alternativa de dos Veciños, realizada en una parcela de la parroquia de Chamín, al no haber solicitado los correspondientes permisos, según aseguran fuentes municipales. Por contra, la formación con origen en Oleiros defiende que “no ha cometido ninguna ilegalidad” y “que no existe duda alguna”.

Cinco días después, este festejo todavía genera polémica. El alcalde de Oleiros y presidente del partido, Ángel García Seoane, acusó al responsable de Seguridad Ciudadana arteixano, Daniel Sánchez, de actuar durante su intervención con “una actitud que parecía más de la Stasi —Ministerio para la Seguridad del Estado de antigua República Democrática de Alemania— y que tenía en su día el dictador de Alemania, Hitler”. Mientras, el regidor arteixano, Carlos Calvelo, reclamó a su homólogo que pida “disculpas a los 400 vecinos” que sí solicitaron las autorizaciones y a la Policía Local, que afirmó que cumplió con sus obligaciones. “Debería hacer una reflexión y pedir disculpas”, señaló.

El Gobierno local arteixano explicó en un comunicado que se trataba de “una fiesta ilegal que incumplía la Ley de Espectáculos Públicos debido a que no habían presentado previamente la documentación necesaria para un evento en el que se había instalado una carpa” para albergar a una empresa de catering y a un grupo musical, y por el que los asistentes tenían que pagar 20 euros, como alguno de los propios asistentes confesó a su llegada al evento”. En el solar había instalada una carpa de grandes dimensiones para albergar a los asistentes a la fiesta y otra de menores dimensiones en la que se podía leer el nombre de una pulpería.

El Ejecutivo municipal arteixano también afirma que Alternativa no había presentado “la documentación necesaria para un fuego o sardiñada privada que se necesita en el día de San Juan, de los cuales en Arteixo se expidieron cerca de 400 permisos debido a las normas de seguridad que rigen ese día”.

Esta celebración se saldó con tres denuncias: una administrativa contra la fiesta y otras dos por alteración del orden público y negativa a identificarse de una de las personas presentes. Ahora, según asegura el Concello, se le sumará una tercera denuncia por haberse inventado una agresión de los agentes.

La fiesta de Alternativa dos Veciños de Arteixo se saldó con tres denuncias

decoration

El alcalde oleirense, Ángel García Seoane, relató su versión de los hechos en una intervención en una emisora de radio local. “Yo estaba en Bastiagueiro con los vecinos de Oleiros y tuve que ir mangado allá para ver qué estaba ocurriendo con las personas que me representan a mí en Arteixo. Fui a Arteixo a parar los pies a alguno que se salía del cesto”, señaló. También explicó que el grupo de Alternativa en el municipio “iba” a hacer una fiesta en una finca privada de uno de los “simpatizantes” y que llegó allí “el jefe de la policía” en “una actitud que parecía más de la Staci y que tenía en su día el dictador de Alemania, Hitler”. “Llegó allí con una actitud tremenda, entrando en la finca diciendo que no se podía hacer la fiesta que iban a hacer mis compañeros. En una actitud tremenda, llegando a agarrar por la solapa a uno de los presentes de allí”, afirmó.

García Seoane indicó que la actitud del Concello fue “gravísima” al “impedir una comida entre un grupo de amigos, diciendo que cobraba entrada”, cuando “no había cobro de entrada”. “Yo no estaba en la comida, todo mentiras”, detalló.

Alternativa dos Veciños ya había tildado los hechos como “muy graves y sin precedentes” en el municipio y “difícilmente” en el resto del país. Había denunciado que el jefe de Policía cogió del pecho a uno de los presentes solo por pedir explicaciones y relató que la Guardia Civil acudió a su llamada y que dijo que “de ningún modo se podía prohibir la celebración de dicha cena en una propiedad privada”.

Compartir el artículo

stats