Las diez plataformas y asociaciones ligadas al movimiento vecinal que han surgido sobre los parques eólicos en la zona alta de la comarca de Betanzos y en Ordes anuncian que se “reactivan con más fuerza su maquinaria” por “la pasividad de las administraciones” ante “la nueva ofensiva” de las empresas que promueven estas iniciativas de instalaciones de energía renovable. Las entidades son Afectados de Paderne, Asociación A-Legre, Asociación Aire Limpo nas Mariñas-Mandeo, Asociación Salvemos o Val de Barcia e o Monte Xalo, Asociación SOS Monte do Gato-Seselle, Plataforma Caíño-Brancellao, Plataforma Monfero di Non, Plataforma pola defensa da Comarca de Ordes , o Quijote de Outes y Veciños polo Rural.

Como primera medida, empezarán con la elaboración y divulgación de la máxima información relacionada con las alegaciones al parque eólico de Legre, promovido por Green Capital Power, que ha salido a exposición pública recientemente y afecta a los concellos de Mesía y Oza-Cesuras. Las entidades también se preparan para abordar la propuesta de la línea de alta tensión Gato-Mesón do Vento, de Greenalia. Por otro lado, otra iniciativa que prevén realizar es una manifestación en A Coruña durante el próximo otoño.

Las asociaciones quieren dejar claro que “no tienen nada en contra de las energías renovables, sino todo lo contrario” porque consideran “que pueden ser muy positivas” siempre que apliquen “modelos bien dimensionados, planificados, distribuidos y respetuosos con el medio y con las personas de los territorios donde se instalen”.