Kiosco

La Opinión de A Coruña

Los modernos vuelven a Sada

Algunas de las fotografías incluidas en la exposición de la Sada modernista que puede verse en el paseo marítimo de Sada. | // MEMORIAS DE SADA

Las boas, los tirantes, volantes, collares y lentejuelas han tomado de nuevo las calles de Sada. La villa se embarcó ayer en su tradicional viaje a aquellos locos años de principios del siglo XX. Y todos aquellos que todavía no tienen claro su atuendo pueden inspirarse en una exposición fotográfica que acaba de inaugurarse en el paseo marítimo y que muestra la Sada del tranvía, las conserveras, las tejeras, las fiestas en el Moderno y La Terraza o las sesiones de cine en el Royalti.

Los modernos vuelven a Sada

Se trata de una selección de fotos del impresionante archivo de Memorias de Sada, reunido gracias al tesón de un grupo de vecinos y las aportaciones de los sadenses y que permite conocer cómo eran realmente los modernos de la villa. Los que se desplazaban en tranvía, en el coche de caballos de Manuel Agra, en sidecar, bicicleta, en los autobuses conocidos como las carrilanas y, los más pudientes, en los primeros automóviles.

Los modernos vuelven a Sada

Eran los años en que agrupaciones como A Troula daba la nota en las fiestas, en los que Habilidades, mote del relojero e industrial Antonio Sanjurjo, sorprendía a los viandantes con los ingenios que colgaba en el árbol de la Avenida da Mariña y en los que los sadenses recibían de manos de don Avelino las noticias de sus familiares en la diáspora.

Los modernos vuelven a Sada

Entre otros hitos de aquellos años en los que Fontán se asomaba al mar, La Terraza lucía presumida, sin grietas ni desconchados, y el Sada y Contornos recibía a sus primeros alumnos, la muestra rememora el aterrizaje en la playa de una avioneta pilotada por la primera mujer a los mandos de un avión en España: María Bernardo de Quirós. Aquel paradón de Carabel, uno de los míticos porteros del Sporting Sada o la medalla de Arturo Fernández Vila en la regata de traineras de 1928.

Los modernos vuelven a Sada

Todo un festín para nostálgicos y visita obligada para revivir la Sada modernista.

Los modernos vuelven a Sada

Compartir el artículo

stats