Kiosco

La Opinión de A Coruña

Esos locos años de Curtis y Sada

17

Feria Modernista de Sada Víctor Echave

A la misma hora en que Os Garatuxeiros daban la bienvenida a Alfonso XII en una flamante estación de tren de Curtis, engalanada como corresponde para el corte de la cinta inaugural; en Sada la música dixie inundaba el paseo marítimo y un grupo de modernas, todo boas, flecos y lentejuelas, se iban cogidas del ganchete a una boda.

Esos locos años de Curtis y Sada

Los dos municipios viajaron este fin de semana a esos locos y modernos años en los que el ferrocarril y el tranvía transformaron la vida de sus pueblos. En Sada, la animación se concentraba alrededor de su icono modernista, La Terraza, y predominaba la moda parisina, Por mi swing y Zafra Jazz ponían la nota musical e Isadora Duncan inspiraba los espectáculos de danza.

Esos locos años de Curtis y Sada

En Curtis, a cuarenta kilómetros y unas décadas de distancia, en las postrimerías del siglo XIX, ganaba por goleada el estilo tradicional gallego y el mercado era el epicentro de la fiesta. La feria Curtis na Lembranza, que impulsa la Asociación de Comerciantes de Curtis con el apoyo del Concello, contó en su primera jornada con un mercado de alimentación y artesanía, talleres sobre el proceso de elaboración de queso o pan y concurso de empanadas. Todo amenizado por la música de Os Melidaos, Comando Coruxás, Comando Foucellas, Milladoiro, Pan Sen Fron, Garatuxeiros o A Carballeira.

Esos locos años de Curtis y Sada

En Sada, los asistentes pudieron disfrutar de rutas guiadas para conocer la arquitectura modernista, paseos en bicicletas antiguas, sesiones de foto vintage e ilusionismo a cargo del mago Gadalka.

Esos locos años de Curtis y Sada

Los dos pueblos proseguirán hoy su particular viaje al pasado. Curtis con una nueva edición de su mercado, talleres de elaboración de pan, más pasacalles de música tradicional y la cata del primer concurso de empanadas.

Esos locos años de Curtis y Sada

En Sada, con mercado modernista, sesiones de juegos tradicionales, pícnic, exhibición de vehículos clásicos, bailes de swing y el concierto de La habitación de la música, que pondrá fin a este viaje al pasado.

Compartir el artículo

stats