Kiosco

La Opinión de A Coruña

Una empresa tramita los permisos para construir una gasolinera junto a la glorieta de San Isidro, en Bergondo

Marbocrus solicita la autorización ambiental | Prevé una estación de servicio con tienda, autolavado y puntos de recarga electrónica

Cruce de San Isidro con la parcela de la gasolinera al fondo. | // L.O.

La compañía Marbocrus tramita los permisos para construir una gasolinera en la carretera AC-164 a su paso por Bergondo, concretamente en tres parcelas ubicadas junto a la rotonda de San Isidro, en el punto kilométrico 3,080. La empresa acaba de presentar el proyecto a la Xunta para su evaluación ambiental estratégica.

Según recoge la documentación, a exposición pública en el portal de la Consellería de Medio Ambiente, la estación de servicio dispondrá de dos surtidores de combustible y dos puntos de recarga eléctrica para vehículos. La gasolinera contará además con una tienda, aseos e instalaciones para el lavado de los vehículos.

Marbocrus, sociedad con sede en Paderne que se constituyó hace algo más de un año, pretende instalar esta gasolinera en tres parcelas que ocupan una superficie de 4.306 metros cuadrados. Se trata de terrenos clasificados en las normas subsidiarias de Bergondo como suelo no urbanizable, asimilado a suelo rústico o de protección ordinaria común en la Lei de Solo de Galicia. El uso principal de los tres terrenos es el agrario.

La estación de servicio proyectada en el cruce de San Isidro dispondría de un edificio de 287 metros cuadrados y la marquesina y restantes instalaciones, 227 metros cuadrados. La empresa promotora prevé la instalación de cinco tanques de combustible, que se dispondrán enterrados bajo la calzada.

El proyecto detalla que la gasolinera dispondrá de instalación de abastecimiento de agua a partir de la red municipal exterior de Bergondo. La promotora plantea que las aguas residuales procedentes de vestuarios y aseos se envíen a la red de saneamiento exterior y las pluviales procedentes de cubiertas y zonas de suministro se verterán a la cuneta entubada del exterior. Las aguas de escorrentía superficial de la zona de suministro se recogerán y tratarán en una separadora de grasas e hidrocarburos previamente a su vertido en la red de saneamiento.

La empresa promotora minimiza el impacto que puede tener esta estación de servicio en el entorno y destaca que no hay viviendas en un radio inferior a los 30 metros que puedan verse afectadas por el ruido. Apunta además que, “previsiblemente”, las instalaciones de autolavado se dejarán fuera de servicio en horario nocturno.

La compañía subraya además que incluye medidas en el proyecto para evitar fugas de los combustibles almacenados en los tanques, que dispondrán de doble pared y serán objeto de inspecciones periódicas.

Compartir el artículo

stats