Kiosco

La Opinión de A Coruña

Estrella Galicia prevé que toda la electricidad que utilice su fábrica de Morás, en Arteixo, sea renovable

Calcula que el 19% de la energía se generará mediante placas fotovoltaicas y que el resto se comprará | La empresa invertirá 57 millones en la construcción de la nueva factoría

Parte de los terrenos de Estrella Galicia en el polígono de Morás. | // CARLOS PARDELLAS

Estrella Galicia prevé que su nueva fábrica del polígono de Morás, en Arteixo, realice un consumo de 20 millones de kilovatios hora al año —un hogar español utiliza de media 3.487 kWh— y que el 100% sean de electricidad de origen renovable. Así lo recoge la memoria que la empresa presentó a la Xunta para obtener la autorización ambiental para desarrollar la actividad de su factoría, para la que ya ha obtenido casi todos los permisos administrativos necesarios para poder iniciar su construcción.

La empresa gallega pretende instalar placas fotovoltaicas que permitan cubrir el 19% del total de las necesidades de energía de las nuevas instalaciones de producción cervecera, mientras que el resto se adquirirá en el mercado eléctrico. En lo que respeta a los consumos de combustible, el principal será el biogás generado y biomasa forestal.

Además, la documentación que recibió el Gobierno gallego recoge que se establecerá un plan de “eficiencia energética” en el que se llevará a cabo un control de los quemadores de las calderas de vapor, iluminación de bajo consumo, motores eficientes, reducción de las pérdidas de calor mediante aislamientos, automatización en el sistema de generación y distribución en el sistema de frío, control automático del aire comprimido y disminución del consumo térmico en la etapa de cocción.

Hijos de Rivera, firma matriz de Estrella Galicia, desarrollará la primera fase de su fábrica en el polígono arteixano de Morás, que ocupará una superficie de 72.539 metros cuadrados dentro del solar que posee, que mide 466.137. Esto supone que se utilizará el 15,5% del suelo del que disponer la firma coruñesa adquirió para garantizar su crecimiento en el futuro.

El presupuesto de ejecución material para la factoría, cuya altura máxima será de 18 metros, asciende a 57 millones de euros. La primera parte del proyecto incluye la construcción de una zona de recepción de materia prima, silos de almacenamiento de malta y maíz, edificio de limpieza, planta de molienda, taller de cocimiento, edificio de lúpulo, diversos tanques de almacenamiento, nave de envasado, almacenes, estación de tratamiento de aguas, sala de máquinas, planta generadora de frío y almacenes. La capacidad máxima de producción de esta planta será de 250 millones de litros al año.

El proyecto de las instalaciones se desarrollará en cuatro fases, aunque por ahora solo se pondrá en funcionamiento la primera. Su capacidad máxima de producción será el doble respecto a la factoría del polígono de Agrela en cuanto se desarrolle al completo esta iniciativa. En total, podrá asumir mil millones de litros al año.

La Xunta adjudicó en el año 2019 a Hijos de Rivera casi la mitad del polígono de Morás por un precio de venta de 22,2 millones de euros. En aquel momento se autorizó la declaración de la propuesta como proyecto sectorial singular, lo que permitió la adjudicación directa de los terrenos.

Compartir el artículo

stats