Kiosco

La Opinión de A Coruña

Noelia Díaz nnficha personal | Periodista y autora de ‘30 anos de Rock in Cambre’

“El Rock in Cambre empezó con un grupo de chavales de 17 y 18 que organizaban todo”

“Con el libro quería que quedase registrado el trabajo de estos jóvenes que lo idearon y la singularidad de un festival con grupos de gran calidad que puedes ver gratis”

Noelia Díaz, ayer en la presentación de su libro '30 anos de Rock in Cambre'

El Rock in Cambre que se celebra el 12 y 13 de este mes será especial: se retoma tras dos años de parón por la pandemia y sobre todo el festival cumple treinta años como referencia musical en la comarca desde su nacimiento en 1992 de la mano de jovencísimos cambreses aficionados a la música. Han pasado unos 180 grupos y unas 235 actuaciones, todas gratis, con grupos de la altura de Platero y tú, Barricada, Los Suaves, Barón rojo, Marky Ramone o Siniestro Total. Todos estos datos, imágenes e historia la ha recogido la periodista cambresa Noelia Díaz en el libro 30 anos de Rock in Cambre que se presentó ayer en la Casa Consistorial.

El alcalde en la presentación del libro ha comentado que tocabas en un grupo.

Sí, era batería en un grupo de chicas, las Cat’s Barks (enseña la camiseta), en los años 2007-2009. Hacíamos punk-pop, temas propios y versiones de grupos como Killer Barbies o Ramones. Hicimos varios conciertos y participamos en el Rock na Ría, donde se decidían los que iban al Rock in Cambre. No logramos pasar, pero entonces había muchísimos grupos, unos treinta, había una gran cantera en Cambre.

Destacas que la singularidad del Rock in Cambre es cómo surgió de un grupo de jovencísimos músicos y cómo lograron convencer a grupos consolidados y poner en marcha un festival, además gratuito.

Es que eran chavales de 17-18 años que se organizaron solos, músicos del pueblo. Trajeron a M Clan el año anterior a que sacasen Usar y Tirar, antes de que tuviesen un caché mayor. Ellos fueron a hablar con el Concello para proponer la idea y se les hizo caso. En Cambre siempre se contó mucho con la juventud, se les dio voz. Ángel Sánchez, del grupo Inadaptados, fue el que impulsó todo desde el principio, el que hacía todas las peticiones, luego se unió Hemacaos y Arde Siberia. Ellos lo hacían todo, desde pegar carteles a ir por los bares a conseguir patrocinadores, hablar con empresas de iluminación. Después ya se pasó la gestión totalmente al Concello porque había que sacar a contratación pública, pero ellos siguen en contacto para saber qué grupos pueden venir. Ellos tienen el mérito por ejemplo de que hayamos podido ver a Barricada o Marky Ramone gratis y al lado de casa.

El festival ha resistido el paso del tiempo y el paso de gobiernos distintos en el Concelllo.

No es habitual. El Concello, en 1996, cuando vino Buenas Noches Rose, que ya sonaban en la radio, se dio cuenta de la aceptación del festival y ya empezó a poner dinero. Además hoy en día tiene locales de ensayo para los grupos y tienen mucha demanda. Tras la pandemia reabrieron y hubo un aluvión de peticiones.

¿Cómo te surgió la idea de este libro?

No había nada que recopilase toda la historia de este festival de música y quería que quedase un registro y reconocer el trabajo de estos jóvenes músicos que han logrado consolidar esta cita del Rock in Cambre. Yo además era aficionada. Me habría gustado acudir a algunos conciertos que me perdí, como Platero y tú. Cuando se inició Rock in Cambre yo tenía cuatro años.

El libro incluye muchísimas fotografías, documentos. ¿Cuánto tiempo te llevó la preparación?

Unos dos años. Empecé a finales de 2019, antes de la pandemia, con una entrevista a un chico de Cambre que estaba en Edimburgo. Quería indagar en el origen y tuve la ayuda de Ángel de Inadaptados que conservó todo, fotografías, carteles. Solo hubo un cartel de un año que no pudimos encontrar. Hay imágenes de músicos locales, del Concello, de fotógrafos de prensa...

Compartir el artículo

stats