El Día da Xuventude congregó ayer en Sada a cientos de jóvenes que disfrutaron de una jornada festiva que arrancó a las ocho con el estallido de colores y los espectáculos de baile de la Holi Fest y que se prolongó hasta bien entrada la noche con el concierto de Ale Rosende a las 22.00 horas y una sesión del dj Ayman Prosound.