Kiosco

La Opinión de A Coruña

Un tribunal administrativo anula el contrato de la piscina del Carregal

La concesión de este complejo deportivo venció el 12 de agosto | El Concello abre un nuevo proceso para su gestión temporal

La piscina descubierta del complejo, que permanece cerrada. | // L.O.

El Concello de Betanzos acaba de reiniciar el proceso para contratar la gestión de la piscina municipal de O Carregal, con la concesión vencida desde el pasado 12 de agosto. El Ayuntamiento se ha visto obligado a reiniciar los trámites por una resolución del Tribunal Administrativo de Contratación Pública de Galicia, que estimó el recurso de la empresa Move Proyectos e Inversiones SL y ha tumbado el proceso al advertir incumplimientos contractuales en la documentación requerida en cada una de las fases y ver procedente por ello anular las cláusulas que regulan los criterios de adjudicación.

La anulación del proceso se produce solo unas semanas después de que el Concello anunciase la adjudicación a la empresa Servicios Deportivos Galegos de la gestión por el plazo de un año del complejo deportivo por 195.423 euros más IVA.

Las consecuencias de este traspiés administrativo están en el aire. El Concello brigantino, que garantiza el servicio para septiembre, acaba de abrir un nuevo proceso de contratación temporal por un importe de 47.463 euros, aunque de momento el perfil del contratante solo recoge el anuncio previo.

La anulación del contrato podría conllevar el cierre temporal de las instalaciones deportivas, dado que la anterior concesionaria, Itude, ya avanzó su intención de dejar el complejo nada más finalizar su contrato, el 12 de agosto.

Esta empresa dejó claro que no concurriría al nuevo proceso debido a las importantes pérdidas económicas derivadas de la inflación y las caídas de abonados e ingresos por la pandemia del COVID-19.

La delicada situación económica de la empresa, que anunció a la Corporación local en mayo su intención de solicitar un preconcurso de acreedores para afrontar un estrés de caja inédito, provocó un bajón en los servicios e hizo que este verano permaneciese cerrada la piscina descubierta, extremo que propició las críticas de los grupos de la oposición.

Itude ha reclamado una nueva compensación para el restablecimiento del equilibrio económico financiero de algo más de 200.000 euros por las pérdidas sufridas en 2021. El Concello ya le reconoció 116.758 euros por la pérdida del equilibrio económico durante 2020 en dos pagos, uno de 73.506 euros y otro de 43.258 euros.

Precauciones en el pliego

El Gobierno local ha incorporado una serie de medidas en el pliego de condiciones del contrato para garantizar la continuidad de este servicio a pesar de la “intensa caída del número de usuarios” y la “recuperación extremadamente lenta” de este sector, muy afectado por la pandemia.

Entre otras medidas, el pliego establece que el Concello asumirá por un plazo máximo de dos años aquellos costes que posibiliten la total cobertura de los servicios y la obtención por parte del contratista del correspondiente beneficio industrial”.

Compartir el artículo

stats