La visión de los supuestos pasos de baile break dance del alcalde de Vigo, Abel Caballero, en la fiesta de O Marisquiño sorprendió a todos en un regidor que va a cumplir 76 años el mes que viene. Pero el primer edil de Oleiros ha sido el más explícito: “Un ridículo tremendo, bailando parecía un orangután o un mono”, destacó ayer en una emisora local Ángel García Seoane.

El alcalde oleirense reiteró su opinión también en sus redes sociales, donde insistió que Abel Caballero le parecía “esperpéntico” como político. “Lo que hizo de baile no tenía nada de nada, es un insulto a la danza”, agregó García Seoane.

“Una persona que fue ministro, que es presidente de la Federación Española de Municipios... ¿cómo puede actuar así”, añadió. El alcalde, que hace unos días también criticó el derroche en gasto energético con el alumbrado navideño de Caballero, apuntó que esta forma de actuar es “por salir en los medios”, que además “lo tratan muy bien”.