Kiosco

La Opinión de A Coruña

Culleredo iniciará en septiembre la obra del pabellón de Tarrío, contratada hace 9 meses

El Ejecutivo achaca la demora a la suspensión del antiguo jefe de Obras, que era el director de este trabajo | Mientras duran los trabajos las competiciones se realizarán en otros pabellones

Polideportivo de Tarrío. | // L.O.

El Ayuntamiento de Culleredo formalizó con la empresa Ogmios en noviembre de 2021 el contrato para rehabilitar el pabellón polideportivo de Tarrío por un importe de 547.850 euros. Nueve meses después las obras aún no han empezado. El Gobierno local explicó ayer que estaba previsto que comenzasen el pasado abril, hace cuatro meses, pero se produjo esta paralización debido a que el director de esta obra era el antiguo jefe de Obras del Concello, el arquitecto que fue suspendido de empleo y sueldo por seis meses dentro de un expediente “disciplinario interno”, aunque este profesional dijo en su día que fue castigado por negarse a introducir cambios en el proyecto de remodelación de Vilaboa cuando ya estaba aprobado y adjudicado.

El Ejecutivo local explicó ayer que tras adjudicarse y formalizarse el contrato este director de obra quiso “aclarar puntos y realizar comprobaciones” en el proyecto antes de que comenzase, y meses después ya se produjo su suspensión, por lo que la actuación se quedó paralizada al quedarse sin director de Obra.

El Gobierno local, según confirmaron ayer fuentes municipales, prevé contratar una “asistencia técnica”, una asesoría, para realizar la dirección de obra de varios contratos que también están pendientes por no tener esta figura responsable. Aseguró que la previsión es “iniciarlas en septiembre” con seguridad. La rehabilitación integral del pabellón del polideportivo de Tarrío, donde desarrolla sus actividades el alumnado del colegio, incluye reformar vestuarios, reparar cubierta, fachada y accesos.

El grupo de Gobierno subrayó que una vez iniciadas las obras, que comenzarán al mismo tiempo que la actividad escolar, no afectarán a la docencia ya que se programaron para que se pudiesen realizar de forma paralela. Sí afectarán los trabajos a las competiciones deportivas.

El BNG lleva hoy al pleno de hoy una moción en la que alerta de esta demora en la obra y propone un acuerdo con la Xunta apara usar el polideportivo del instituto Rego da Trabe. El Concello sin embargo ya apuntó que el polideportivo del Rego da Trabe sirve solo para entrenamientos y ya acordó el pasado enero con la directiva del centro que se pudiese usar para este fin. Sin embargo, no sirve para las competiciones.

Ante esta situación el Ejecutivo prevé que las competiciones se puedan realizar en el polideportivo de Vilaboa, ya reformado para poder competir; o en el Ría do Burgo, que también se va a remodelar. Tampoco descarta un convenio con concellos limítrofes. Culleredo recalcó que la demora se produjo por “un tema burocrático” pero ya está todo “preparado” para iniciar la obra.

Compartir el artículo

stats