Nuevo impulso a Mera: la zona de Oleiros donde se van a construir 196 viviendas

El Concello otorga la aprobación definitiva al proyecto de reparcelación del sector SUD-1 Río Xentiña | El Ejecutivo aún investiga la titularidad de tres fincas

Distribución de chalés y bloques de pisos del SUD-1 en Mera, según el plan parcial. |   // L.O.

Distribución de chalés y bloques de pisos del SUD-1 en Mera, según el plan parcial. | // L.O. / M. Villar

Es fácil saber cuándo se va a impulsar la construcción de una urbanización en Oleiros. Cuando desde el Concello se insiste en la urgencia de mejorar las infraestructuras de la zona: carreteras, redes de abastecimiento y saneamiento, bombeos. La rúa do Souto se está mejorando y ampliando y a su alrededor se desarrollará el sector de A Ferrala y el gigantesco de Coruxo (SUD-4). La rúa Curros Enríquez, también llamada A Besta, fue una urgencia debido a que era muy estrecha y no tenía aceras pero sobre todo porque será la salida principal, para conectar con la vía ártabra, de dos importantes urbanizaciones en trámite: el SUD-1 Cividás con 127 viviendas, que ya tiene lista toda la urbanización; y el SUD-2 Río Xentiña, cerca de la laguna de Mera, donde se prevén 196 viviendas. La media que se hace actualmente es de 3,3 habitantes por vivienda, así que estos dos futuros sectores casi anexos sumarán más de mil nuevos residentes en la localidad meracha.

Una vez que el SUD-1 ya tiene todo listo (calles, zonas verdes, paseo fluvial, todas las redes públicas, etc) y una gran parte de sus 127 viviendas ya están vendidas, el SUD-2 que se ejecutará en paralelo, al otro lado de la calle Curros Enríquez, está siendo agilizado por el Concello. En 2021 aprobó de forma inicial el proyecto de reparcelación y ahora, por decreto de Alcaldía, ha otorgado la aprobación definitiva a este instrumento de gestión que generará 196 viviendas, entre unifamiliares y bloques de pisos. Es el propio Concello el que promueve el desarrollo al no iniciar los trámites los propietarios (la mayoría de las tierras son de miembros de una misma familia).

Esta zona del río Xentiña (también llamado rego da Barreira) tenía un “carácter rural en su origen” pero “experimentó en los últimos años un gran auge pasando de ser un destino preferentemente vacacional elegido por los coruñeses para pasar los meses de verano a ser escogido como lugar de residencia permanente por sus buenas comunicaciones”, según señalan los redactores en el plan parcial. Con estas dos urbanizaciones previstas efectivamente Mera tiene cada vez menos carácter rural.

El proyecto de reparcelación establece las fincas que aporta cada propietario del ámbito y las fincas de resultado que le corresponden, ya convertidas en solares y cada una con su aprovechamiento, restando los gastos de urbanización. Al desarrollarse por cooperación es el Concello el que promueve la urbanización y le gira después las cuotas a los propietarios.

Al aprobar de forma definitiva la reparcelación el Ejecutivo local se encontró conque respecto a tres terrenos aún no ha logrado determinar quién es el propietario. En su día los dueños vivían en direcciones en Oleiros, Málaga y A Coruña. Una de estas fincas en investigación tiene 1.482 metros cuadrados, la otra 427 y la tercera unos 414 metros cuadrados. Mientras no aparece un titular es el Concello el que figura como titular provisional.

El desarrollo de este sector urbanizable supondrá la desaparición de otra importante masa forestal, la más cercana a la calle Pinar del Río. Los bloques de pisos irán en la zona más alejada de la carretera, anexos a la rúa Gándara. Dentro del sector quedará la parcela que actualmente sirve como aparcamiento gratuito y disuasorio para la temporada de verano. La zona verde irá pegada a la calle Curros Enríquez. Este desarrollo lleva imputados sistemas generales adscritos, uno de ellos la variante de Mera y otro el campo de fútbol de Fonte Cuba, ya ejecutado.

Suscríbete para seguir leyendo