Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Pleno con polémica en Oza-Cesuras: Secretaría reprocha al Gobierno local que pretenda asumir gastos que competen a concesionarias

Tras las quejas por la precarización de ayuda en el hogar, el Ejecutivo plantea al pleno pagar las horas a disposición no trabajadas y subvencionar los desplazamientos de las trabajadoras | Censura el uso "en fraude de ley de la figura de la subvención"

Protesta en marzo de parte de la plantilla de ayuda en el hogar frente al Consistorio de Oza-Cesuras.

La polémica vuelve a enturbiar el servicio de ayuda en el hogar de Oza-Cesuras. Tras las protestas de parte de la plantilla y de la oposición por la precarización de las condiciones laborales con el nuevo contrato, es ahora el departamento de Secretaría e Intervención quien cuestiona las medidas proyectadas por el Gobierno local para intentar compensar a las auxiliares.

El funcionario encargado de velar por la legalidad en la gestión municipal y el correcto uso de los fondos públicos ha emitido sendos informes desfavorables a dos propuestas que el Ejecutivo presidido por Pablo González (PP) elevará a pleno para abonar un extra por desplazamientos a las trabajadoras de ayuda en el hogar o asumir el coste de las horas no prestadas durante el primer trimestre de 2022 y que las trabajadoras tenían reconocidas dentro de su jornada en el anexo de subrogación.

El secretario no cuestiona la conveniencia de estas mejoras, pero subraya que en ningún caso deben ser asumidas por el Ayuntamiento con cargo a los fondos públicos, sino que, en todo caso, deben ser abonadas por la concesionaria del servicio. “Las mejoras salariales siempre son deseables en un Estado social y democrático de derecho, pero, claro está, siempre que las abone el empresario, no un tercero ajeno como es el Concello”, advierte en el informe relativo a la propuesta del Gobierno local de subvencionar los desplazamientos de las auxiliares de ayuda en el hogar que presente servicios a mayores y dependientes.

Las bases de estas ayudas, a las que se destinan 21.000 euros, establecen el pago de hasta 300 euros por desplazamientos a personas empadronadas en el municipio que presten este servicio de atención a mayores “mediante una relación de carácter laboral por cuenta ajena”. El funcionario encargado de velar por la legalidad en el Ayuntamiento se opone y advierte de que “no existe ninguna razón jurídica que justifique el abono de unas mejoras salariales por encima de lo estipulado en el convenio colectivo de aplicación a trabajadores ajenos al Concello”.

“El Concello no puede destinar fondos públicos, escasos por definición, para mejorar, mediante el uso en fraude de ley de la figura de subvención, las retribuciones de trabajadores de empresas particulares. Estas mejoras, de ser procedentes, deberían ser abonadas por las propias empresas que las tienen contratadas y no por el Concello a cuenta del erario público”, advierte el secretario-interventor, que incide además en que esta ayuda lineal de 300 a mayores de las cantidades previstas en el convenio colectivo ( 0,18 euros por kilómetro) probablemente superaría el coste de los desplazamientos, lo que incumpliría también la ley de subvenciones de Galicia.

"Estas mejoras, de ser procedentes, deberían ser abonadas por las empresas y no por el Concello a cuenta del erario público", advierte

decoration

Similares razonamientos llevan al funcionario a rechazar el pago de una factura de 13.273 euros a la concesionaria de ayuda en el hogar, Osventos Innovación en Servizos, por las horas de trabajo no prestadas en enero, febrero y marzo por trabajadoras que las tenían reconocidas dentro de su jornadas en el anexo de subrogación o en las que estuvieron a disposición de la empresa y no pudieron ser prestadas por circunstancias personales de los usuarios.

El funcionario advierte de que esta compensación vulnera lo establecido en la ley de contratación y en el propio pliego, que estipula que la adjudicataria solo tiene derecho a cobrar por los “servicios que realmente ejecute” . “El empresario tiene que asumir que el negocio puede ir mejor o peor de lo previsto”, subraya el funcionario, que recuerda que este tipo de contratos se rigen por el principio de riesgo y ventura y que matiza que “cosa diferente es que la adjudicataria deba pagar, por contrato o convenio, la totalidad del salario a las trabajadoras, con independencias de que realizan o no todas las horas de atención previstas, pero es una cuestión ajena al Concello”.

La propuesta llega después de que la oposición, PSOE y BNG, reclamase la rescisión del contrato y acusase al Ejecutivo de precarizar el servicio al plantear un bajo precio por hora, extremo que denunciaron también varias auxiliares que se manifestaron frente al Concello el pasado marzo.

Compartir el artículo

stats