Kiosco

La Opinión de A Coruña

Ocho municipios de la comarca tienen más pensionistas que población trabajadora

La mayor proporción de afiliados en alta respecto a jubilados se da en concellos con polígonos: Arteixo y Bergondo | Culleredo, Betanzos y Oleiros, con el doble de censo activo

Imagen de archivo de una ‘xuntanza’ de mayores en Betanzos. | // VÍCTOR ECHAVE

Uno de los indicadores del envejecimiento de un municipio (además de una tasa de mortalidad más elevada que la de natalidad) es su número de pensionistas en relación a las afiliaciones en alta en la Seguridad Social, a los trabajadores. Realizando esta comparación en el concellos del área metropolitana coruñesa (aún teniendo en cuenta matices como que muchos trabajadores no están en alta o lo están en empresas en otros concellos), los datos muestran que existen ocho ayuntamientos donde se produce este desequilibrio, más jubilados que trabajadores. Es el caso de Abegondo, Irixoa, Miño, Paderne, Vilasantar, Vilarmaior, Oza-Cesuras y, sorprendentemente, A Laracha.

El Instituto Galego de Estatística (IGE) acaba de publicar datos sobre el número de pensiones y su importe medio por concellos, a fecha de 2021. Al compararlos con los datos de ese mismo año del Ministerio de la Seguridad Social (a diciembre), se observa que Arteixo y Bergondo son los dos municipios con una mayor proporción de afiliados con respecto a la de pensionistas.

Arteixo finalizó 2021 con 17.455 personas trabajando frente a las 5.887 jubiladas. Y en el caso bergondés son 1.862 pensionistas frente a 7.558 afiliados a la Seguridad Social. En el caso de estos dos municipios, sin embargo, influye sobre el hecho de que ambos tienen polígonos industriales y por lo tanto mucha población residente en distintas localidades trabajando en empresas de estos parques empresariales.

Culleredo, Betanzos y Oleiros tienen en común que los tres poseen el doble de población activa que de población jubilada, lo que implica una mayor dinámica laboral y económica. A Laracha es un municipio con mucha actividad empresarial, un polígono muy activo, pero sin embargo tenía al acabar 2021 un total de 3.020 jubilados cobrando y 2.238 afiliados a la Seguridad Social.

Existen concellos como Sada, Carral y Cambre donde hay más población activa pero por escaso margen. A pesar de ser municipios jóvenes y con mucha actividad, hay 3.630 pensionistas en Sada y los afiliados son pocos más, 4.326. En Cambre la diferencia es un poco mayor, 4.642 pensionistas frente a 6.685 en activo. En Carral son 1.8456 activos frente a 1.554 pensionistas, también una diferencia discreta.

Llaman la atención municipios como Coirós y Aranga, que a pesar de ser rurales y tener un alto índice de envejecimiento, cuentan con más trabajadores que pensionistas.

Oleiros, el mayor saldo vegetativo negativo

Los datos del IGE del año pasado también dejan sorpresas respecto a la juventud de la población de algunos concellos. Todos los de la comarca tienen desde hace años un saldo vegetativo negativo, más muertes que nacimientos. Oleiros, que ha tenido durante años una media de unos 300 nacimientos anuales, también tiene cada vez más población mayor (existen muchos profesionales que al jubilarse se van a vivir a este concello): registró 365 defunciones frente a 223 nacimientos, lo que implica un saldo vegetativo de -142, el más alto de la comarca (sin contar A Coruña que registró un -1.252), por encima del -84 de Sada y el -81 de Betanzos. Sin embargo Oleiros tuvo la tasa de mortalidad más baja (9,24) tras Culleredo (9,21).

Aranga es, después de Vilasantar, el concello con el mayor índice de envejecimiento (porcentaje de población mayor de 64 años sobre los menores de 16) pero paradójicamente, fue en 2021 el segundo municipio con menor saldo vegetativo negativo, un -22. El primer puesto fue para Coirós, donde el saldo fue de solo un -13 (12 nacimientos, 25 fallecimientos). La mayor tasa de natalidad (número de nacimientos por cada mil habitantes) en 2021 se produjo en Arteixo (7,79) y A Laracha (7,13). En el lado contrario se situó Oza-Cesuras y Paderne (ambos con un 2,86). La mayor tasa de mortalidad fue en Irixoa (25,56) y Aranga (21,34).

Compartir el artículo

stats