Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El alcalde de Sada niega ante la jueza un trato de favor a El Chiringuito

En las diligencias por supuesta prevaricación declaró que no se actuó tras caducarle la concesión por ser un asunto “legalmente complejo”

Portela, ayer en el juzgado. // L.O.

El alcalde de Sada, Benito Portela, declaró ayer en el Juzgado Número 2 de Betanzos en calidad de investigado tras las diligencias abiertas después de la denuncia de la Fiscalía, que actuó a instancias de la portavoz socialista, María Pardo, que alertó de posibles delitos de prevaricación, cohecho, tráfico de influencias y malversación en relación a una supuesta inacción del Gobierno local respecto a la cafetería El Chiringuito por seguir abierto, aún hoy, a pesar de que tiene la autorización para ocupar dominio público extinguida desde 2017.

El regidor sadense, que indicó que espera que la jueza “archive este procedimiento” negó que se hubiese producido dejación de funciones ni omisión de sus deberes y rechazó también un trato de favor hacia este conocido local en el paseo marítimo. Portela, tras salir del juzgado donde declaró en calidad de investigado, precisó que el titular del establecimiento paga el canon “puntualmente” y no se le condonó ni perdonó “ni un céntimo”, en relación al hecho de que el Concello estuvo mucho tiempo sin cobrarlo.

El alcalde, al ser preguntado cómo puede ser que desde que Costas alertó en mayo de 2018 de que había cesado la concesión, el Concello no recuperase este espacio, explicó que se trata de una “situación legalmente compleja”, en la que el Concello es titular de una concesión pero era necesario “aclarar su efecto sobre El Chiringuito y las competencias municipales”. Apuntó a “discrepancias” entre informes municipales y de la Demarcación de Costas, que obligaron a varias reuniones y solicitud de distintos informes y consultas.

En la jornada de ayer también declaró, en calidad de testigo, la portavoz del PSOE, María Pardo. “Nos enteramos en plena pandemia, en 2020, al ver El Chiringuito abierto, de lo que ocurría. Legalmente era un local de ocio nocturno y no podía abrir. Vimos que tenía la concesión extinta desde 2017. Alerté al alcalde y en la junta de portavoces, no se hizo nada. Había informes técnicos de arquitectos, de la secretaria. Como no se hizo nada, acudí a Fiscalía”, explicó Pardo. “El Concello pidió a Costas gestionar ese suelo donde está El Chiringuito. Podía hacer ahí unos baños, un parque, o seguir con el bar, pero con una licitación pública. Que no se hiciese nada no tiene explicación y no se puede alegar desconocimiento”, agregó.

En próximas semanas declararán también el exconcejal de Urbanismo y el titular de El Chiringuito.

Compartir el artículo

stats