Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Culleredo estudiará reducir la edificabilidad “al mínimo” en el área de la permuta frustrada

Sopesa rebajar el índice 1,5 a 0,3 y destinar el resto de la UA-16 de Vilaboa a aparcamiento y equipamientos | Rioboo se ofrece a ayudar a buscar “una solución para los afectados”

Vecinos afectados por la operación inmobiliaria, en el pleno monográfico sobre esa actuación. | // LA OPINIÓN

El Gobierno local de Culleredo estudiará reducir “al mínimo” la edificabilidad del ámbito en el que se acordó la permuta incumplida por la que 21 familias perdieron sus tierras y casas sin obtener a cambio el dinero ni los pisos prometidos, en Vilaboa, causa en la que acaba de ser condenado por alzamiento de bienes el constructor Manuel Gómez Landeira. La rebaja de la edificabilidad en la Unidad de Actuación UA-16 se plasmaría en el nuevo Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM), adelanta el Ejecutivo, que muestra su “preocupación” por los vecinos afectados.

“Dada la situación, viendo las sentencias que se van sucediendo sumadas a la supuesta falta de solvencia de la promotora que suscribió los acuerdos, los vecinos se vean abocados a perder toda posibilidad de recuperar su suelo o recibir compensación económica alguna”, teme el alcalde, José Ramón Rioboo, que esta semana se reunió con afectados, en un encuentro al que asistió también la concejala de Urbanismo, Marta Iglesias. El regidor y la edila escucharon de primera mano el relato de los hechos que derivaron en la judicialización del proceso de urbanización y cuáles son sus demandas. Estos afectados, traslada el Gobierno local, “se vieron inmersos en una situación en la que no recibieron ninguna clase de compensación por haber cedido sus terrenos y casas para este desarrollo urbanístico por parte de una promotora”.

El primer edil analizará con su equipo técnico la reducción “al mínimo” de la edificabilidad de esa parcela en el nuevo Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM). El borrador recoge un índice de 1,5 metros cuadrados constructivos por metro cuadrado de parcela. Se sopesará dejarla en 0,3 metros cuadrados por metro cuadrado, “puesto que los promotores actuales, tras la sentencia, están libres de compensar a los afectados”, apunta el Concello. La sentencia se remite a una anterior que ordenaba pagar 120.202 euros a cada una de las dos familias denunciantes, fallo que nunca se cumplió por estar los vecinos “a la cola de los acreedores”, relataron en el juicio.

Con la reducción que sopesa el Gobierno local, “la edificación quedaría reducida al mínimo exponente y el resto de parcela, donde el Concello construirá un aparcamiento público, sería para equipamientos municipales”, apunta el Ejecutivo. Señala que el Concello debe cumplir con la legislación en los trámites urbanísticos, pero avisa de que analizará las opciones a su alcance para “favorecer a los vecinos”. El Gobierno local se ofrece a “seguir hablando con todas las partes para contribuir a una solución para los afectados”.

María Teresa Agra, afectada por la permuta frustrada Sara Vázquez

María Teresa Agra, afectada por la permuta frustrada: “Da impresión verlo todo abandonado"

María Teresa Agra es, a sus 86, años, la única heredera directa que queda de las propiedades que se han perdido con la permuta de Vilaboa. Y sufre por ver cómo lo que debían ser sus nuevas viviendas, en el lugar de la que la acogió a ella y a su familia, junto a las de su vecinos, permanece sin vida. “Yo nací allí y soy de allí. Crié allí a mis hijos y allí viví con mi marido. Ahora paso por allí todos los días y me da una cosa...”, contaba, mientras se llevaba la mano al estómago, a la salida del pleno municipal convocado por la oposición para pedir al Gobierno local que explicara la situación de la UA-16, que tuvo como previa y colofón una protesta con pancarta a las puertas de la Casa del Concello.

“Hay que pasar por ello para saber la impresión que da ver todo abandonado”, confesó la afectada ante el Consistorio cullerdense. Una de sus hijas se mostraba frustrada tras conocer la sentencia que, en su opinión, no hace justicia en las penas y que no les ofrece solución a los afectados. Confesó temer que la noticia supusiese un nuevo disgusto a su madre.

Compartir el artículo

stats