Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Crisis en el tripartito de Sada: Alternativa pregunta en pleno a la oposición si apoyaría una moción de censura

La portavoz acusa a sus socios de poner “palos en las ruedas” a sus áreas y dice que el alcalde “se debería marchar para casa” | Portela le pide autocrítica y le desafía a pactar un gobierno alternativo

El alcalde Benito Portela, en el centro, con María Nogareda, a la izq.. e Isa Reimúndez (que renunció ya al acta) en la firma del acuerdo de gobierno. Miguel Miramontes/Roller Agencia

A escasos siete meses de las elecciones municipales, las desavenencias entre Sadamaioría y Alternativa dos Veciños suben de tono y la cuerda, tensa desde hace meses, amenaza con romperse. El último pleno dejó en evidencia la total falta de sintonía entre la portavoz del partido de la margarita, María Nogareda, y el alcalde, Benito Portela. Hasta el punto que, tras una larga intervención cargada de reproches, la edil de Alternativa preguntó de forma "retórica" a los grupos de la oposición, PP y PSOE, si estarían dispuestos a dar un “golpe en la mesa” y apoyar una moción de censura.

La sorpresa saltó en el turno de ruegos y preguntas. María Nogareda tomó la palabra para afearle al alcalde (el “bo rapaz”, ironizó) y a sus compañeros de Sadamaioría, su “deslealtad”, su “gestión personalista” y su “inoperancia consciente y continuada”. La edil afirmó que ella y su compañero Breogán Blanco se sentían “cautivos de un gobierno con actitudes caciquiles” y le echó en cara el “incumplimiento” de acuerdos plenarios, como el dirigido a tramitar una modificación puntual del plan general para salvar del derribo un edificio de Sada y Contornos o para ejecutar el simulacro de las obras del río Maior.

Nogareda recriminó también al regidor que desoyese a la mayoría del pleno y no abriese expediente informativo al jefe de la policía por denegarle documentación a la portavoz del PSOE y acusó a sus socios de ponerles “palos en las ruedas” y discriminar las áreas que gestiona su formación. Entre otros extremos, culpó al alcalde de la demora de las ayudas deportivas y de la escasez de las mismas, del fiasco de las obras de la pista de patinaje o del retraso en la licitación del servicio de asesoría jurídica, un trámite al que habían condicionado su apoyo a los presupuesto: “Así no se puede gobernar un Concello”, advirtió.

“¿Estamos mintiendo? Nos gustaría que nos lo rebatiese. O miente usted o mentimos nosotros. El que no tenga razón se debería marchar para casa. Evidentemente, nosotros consideramos que es usted el que no la tiene y se debería marchar a casa. Y si no tenemos razón, usted debería echarnos por díscolos, irreverentes y calumniadores”, desafió Nogareda a Portela. Lo hizo antes de dirigirse a los grupos de la oposición, que desde hace meses acusan a Alternativa de sustentar al Ejecutivo que tanto critica, para preguntarles si estarían dispuestos a “dar un golpe en la mesa” y presentar una moción de censura, tal y como, afirmó, le planteó un “miembro del pleno” al término de la anterior sesión ordinaria: “Señor García [por el edil del PP Alberto García Cotelo] sabemos que se marcha, no se marche, hagamos algo, ¿nos apoyaría en una moción? Son preguntas retóricas pero me gustaría conocer su respuesta”, desafió.

El ultimátum de Nogareda fue recibido con frialdad por Sadamaioría. “Suman nueve, si quieren presentar una moción de censura son libres de hacerlo, respetamos las reglas democráticas”, replico Benito Portela. El regidor admitió que el Gobierno local había cometido errores, pero le echó en cara a sus socios de Alternativa dos Veciños su falta de autocrítica: “Es evidente que cometemos muchos errores, que contratamos obras que nos pueden salir mal, bien o regular, pero eché en falta en su intervención que asuma errores en la gestión de su concejalía. Cada uno tiene que asumir su responsabilidad” , replicó Portela, que culpó a la edil de la demora en la convocatoria de las ayudas deportivas, entre otros extremos.

Portela admitió la tardanza en la redacción de la modificación puntual para intentar evitar el derribo del edificio Sada y Contornos, que atribuyó a la necesidad de rescindir antes el contrato con la empresa redactora del PXOM, y recalcó que el simulacro de las obras del río Maior se realizará una vez reciban el proyecto. “Tenemos errores, usted también, es cierto que hay retrasos, pero en todas las áreas”, recalcó.

El desencuentro fue acogido con regocijo entre las bancadas de la oposición. El PSOE comparó la situación actual de Alternativa con los “palos en las ruedas” que puso Sadamaioría a su formación durante el pasado gobierno de coalición. El PP, por su parte, recordó que antes de la investidura Alternativa se negó a sentarse con ellos para abordar una posible investidura alternativa: “Ni siquiera quiso sentarse a hablar”.

Las consecuencias de este choque entre los socios del tripartito están en el aire. No parece que el alcalde vaya a recoger el guante a Nogareda y decretar su cese. Y tampoco han trascendido negociaciones para una moción de censura, ni tampoco pasos por parte de Alternativa para abandonar el gobierno.

Los desavenencias entre Sadamaioría y Alternativa se remontan prácticamente al inicio del mandato. Los primeros desencuentros a puerta cerrada han dado paso a broncas en público. Hasta el punto que en los últimos plenos, Alternativa protagonizó las intervenciones más críticas contra el Ejecutivo.

Compartir el artículo

stats