Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Alternativa planta la reunión de segumiento del pacto de Sada: “Estamos hartos de palabras, queremos hechos”

Sadamaioría y BNG defienden la permanencia del tripartito e instan a sus socios a aclarar su su postura y estos replican que está clara | Nogareda llevará al juzgado la gestión de la pista de patinaje

María Nogareda y Benito Portela durante la firma del pacto de gobierno. | // MIGUEL MIRAMONTES / ROLLER AGENCIA

El tripartito de Sada de desmorona a escasos siete meses de las elecciones municipales. La comisión de seguimiento del pacto de gobierno convocada por el alcalde, Benito Portela, para intentar encauzar la crisis con sus socios de Alternativa dos Veciños duró una hora escasa y solo contó con la asistencia de dos de los tres grupos que componen la coalición: Sadamaioría y el BNG. Los dos ediles de Alternativa se ausentaron y tampoco asistió al encuentro ningún representante de su partido, a pesar de que la dirección se manifestó más conciliadora públicamente y apostó por garantizar la “gobernabilidad del Concello”, aunque con condiciones.

Al término del encuentro, el alcalde dejó claro que no cesará a sus socios a pesar del plantón. El regidor se limitó a decir que las dos formaciones que asistieron al encuentro abogan por mantener la alianza y que no tomará ninguna decisión al respecto hasta que se pronuncie Alternativa. “A día de hoy, defendemos la continuidad del tripartito”, subrayó.

El grupo que ostenta la Alcaldía deja la pelota en el tejado del partido de la margarita, que tampoco se apea de su posición: “Estamos hartos de palabras, queremos hechos”, afirma la portavoz de Alternativa, María Nogareda, que considera que ha dejado “totalmente clara” su postura: “Sigo esperando una respuesta”, apunta la concejala, en referencia a la pregunta que lanzó al alcalde en el último pleno ordinario, en el que tras acusarle de incumplir el pacto y de llevar tres años poniendo “palos en las ruedas” a las concejalías de su formación, le conminó a aclarar si mentía: “ O miente usted o mentimos nosotros. El que no tenga razón se debería marchar para casa. Evidentemente, nosotros consideramos que es usted el que no la tiene y se debería marchar. Y si no tenemos razón, usted debería echarnos por díscolos, irreverentes y calumniadores”, fueron concretamente las palabras de la edil.

A consulta de este diario, Nogareda se reafirma en lo dicho y da por roto el pacto de gobierno por los “incumplimientos” por parte de Sadamaioría de varios de los compromisos y cita, entre otros, la tardanza el licitar el servicio de asesoría jurídica o la negativa a abrir expediente informativo al jefe de la Policía Local por denegarle una documentación al PSOE o de imponer penalidades a la adjudicataria de la pista de patinaje por las deficiencias en la obra. Sobre esto último, avanza, interpondrá una demanda : “De no hacerlo me convertiría en cómplice. Ya se lo advertí por escrito hace meses y dio la callada por respuesta. Que alguien me quiera vacilar me da igual, lo que sí me molesta es que se pretenda vacilar a los vecinos y jugar con el dinero público”, apunta la concejala.

La situación del tripartito parece insostenible, el pacto está roto de facto aunque las dos facciones mantienen su pulso. El alcalde reconoció en pleno que algunos expedientes iban más lentos de lo deseable pero afeó a su socia su falta de “autocrítica” en la gestión de sus áreas. Portela se mostró ayer cauto, pero en el seno de Sadamaioría no ocultan su malestar por la situación, que achacan a intereses electorales, al igual que en el BNG. Desde el partido que ostenta la Alcaldía defienden que han cumplido varias de las condiciones que puso sobre la mesa Alternativa en las comisiones de seguimiento del pacto, acusan a sus socios de mantener una postura “desleal e insostenible” y les conminan a aclarar si siguen o no en el gobierno.

La dirección de Alternativa se ha manifestado de forma contradictoria en esta crisis. La formación que preside Ángel García Seoane, que se encuentra estos días de vacaciones, acusó inicialmente a María Nogareda de realizar las declaraciones de la discordia de forma “unilateral” y de espaldas al partido. Horas después rectificó y emitió un comunicado en el que atribuía parte de la polémica a una interpretación sacada de contexto por parte de este diario y se limitaba a decir que apostaban por la gobernabilidad del Concello “siempre que se cumplan los acuerdos pactados y se respeten los compromisos adquiridos con los sadenses”.

Compartir el artículo

stats