Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Paciente oncológica, impulsora de una charla y varios talleres en Cambre

Carolina Pan: “Es terrible con un cáncer tener que reclamar citas que son vitales. Hay un problema grave”

“No hay ayudas porque el cáncer de mama está catalogado como una enfermedad común”

Carolina pan, en una foto reciente. La Opinión

El año pasado, a sus 35, fue diagnosticada de cáncer de mama. Del tipo más agresivo: triple negativo. Ahora, con la enfermedad en fase de remisión, la vecina de Cambre Carolina Pan ha impulsado la charla que ella misma impartirá, Mirándolle aos ollos ao cancro, y los talleres de maquillaje, colocación del pañuelo y preparación de la piel para procesos oncológicos que se ofrecerán a través del Concello cambrés la próxima semana, dentro de la conmemoración del mes de Lucha contra el Cáncer de Mama. Implicada en redes sociales con publicaciones sobre su enfermedad, ha dado un paso más para contribuir a dar “visibilidad” al cáncer y recordar a otras pacientes que “no están solas”.

Las jornadas se presentan con el objetivo de “sensibilizar”. ¿Se topó con falta de sensibilidad?

Sí, es como si fuese un tabú. O es un tabú o, “como solo tienes cáncer de mama da igual porque el cáncer de mama ahora se cura”, cuando en realidad se mueren 6.000 mujeres al año en España, 17 por día. Bueno, mujeres y hombres. Y en todo el mundo, al año, más de medio millón. Es un poco para que la gente no tenga miedo a hablar del cáncer y, por mi parte, para ayudar a esas mujeres, o hombres, que ahora están pasando por la enfermedad en un momento tan difícil como fue para mí el año pasado. Ayudarles a aprender a ponerse un pañuelo, maquillarse cuando pierdes las pestañas, las cejas, tu pelo. Un poco decir: No estáis solas. Es una manera, para mí, de ayudarse en un proceso que es supercomplicado, que yo lo viví y es muy, muy difícil. Un poco de apoyo. Aparte de poder hablar tranquilamente de cómo yo viví mi cáncer, mi proceso, mi tratamiento. Y hablar del tipo de tumor que tengo yo, bueno, que tuve: el más agresivo que existe, el triple negativo. Dar visibilidad a todo en general.

¿Falta apoyo psicológico por parte de las instituciones públicas?

Sí, yo siempre lo digo. Hace muchísima falta porque al final el psicólogo de la Seguridad Social no da abasto y te dan las citas de dos meses en dos meses y tú realmente lo pasas muy mal, emocionalmente es muy difícil. Y cuando terminas es el momento de la caída, y necesitamos que se refuerce la ayuda psicológica. Es muy difícil porque el cáncer de mama no tiene ayudas.

¿En que sentido?

Porque está catalogado como una enfermedad común.

¿Dice ayudas económicas?

Sí. Estás en casa como si fuera una gripe. Yo no tengo ayuda de ningún tipo. Yo doy las gracias a la Asociación contra el Cáncer, a la sede de A Coruña, porque me dieron una ayuda tres meses. Pero por desgracia se corta porque hay más gente. Porque luego preguntas y no hay nada.

¿Qué implica a nivel económico atravesar un cáncer de mama?

Una precariedad monetaria brutal, familiar y todo. De repente, estás trabajando y enfermas, no cobras ni la mitad de lo que cobrabas con tu sueldo, por la baja, y a los seis meses cobras menos, cada vez menos. Como no tengas una estabilidad o unos ahorros, olvídate. Ir al psicólogo es de ricos. Pagar 60 o 80 euros, que es lo que vale una sesión de un psicólogo, imposible. ¿Dejas de comer para ir al psicólogo cuando lo necesitas? Buscar un punto medio a veces es imposible y prefieres comer y llevar lo otro de la manera que mejor puedas, saliendo a dar un paseo y hablando con una amiga o familiar o así.

¿Y en la parte más física?

Yo me sentí muy tranquila. Es vedad que Oncología está siempre a tope, siempre estamos esperando porque no hay sitio suficiente. Te llamaban a veces porque estaba el tratamiento pero no tenían sillón, tenía que esperar. O llegaba a las 8.00 y me marchaba 16.00. Y hay un problema muy grave con el tema de las citas. Los pacientes oncológicos deberíamos tener una prioridad. Yo ahora tengo una mastectomía, en septiembre me tendría que haber visto mi cirujana para revisión y sigo esperando mi cita. Y lo peor es que yo tengo una mutación genética, PRCA2, me hicieron la mastectomía porque tenía un 95% de posibilidades de tener el mismo tumor o otros y una probabilidad del 40% de padecer un cáncer de ovarios. Como no me quitan los ovarios hasta los 40 años, y tengo 36, tengo que hacerme citologías y ecografías vaginales cada 6 meses. Y ahora justo hace 6 meses y reclamo y me dicen que tengo que esperar. Me parece terrible que con un cáncer con un grado como tuve yo, que si me cogen 3 meses más tarde tengo metástasis, tenga que reclamar las citas que son vitales. Y así ando yo.

Y andará mucha gente...

Por desgracia, sí. Yo muestro todo en redes sociales y muchísimos pacientes oncológicos comentan que están igual. Estamos hablando de cáncer, muchísima gente se muere por no tener un diagnóstico. Yo ahí tuve suerte cuando dije que tenía un bulto en el pecho, pero a mucha gente no le hacen caso, y cuando los cogen, les dicen que si los hubieran cogido a tiempo no sería metastático.

¿Qué le diría a quien le diagnostiquen cáncer de mama a los 35?

Lo primero, que la comprendo, sé la frustración que va a sentir, sobre todo siendo joven. Que es su propia enfermedad, que lo lleve como le dé la gana. Pero, por supuesto, que no está sola. A veces la gente, no por mal, pero dicen cosas como “el pelo crece”, “ahora el cáncer de mama se cura”... No es un año malo, es más de un año y es para toda la vida. Eso no se olvida nunca.

Compartir el artículo

stats