Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Educación en el área de A Coruña

De las aulas al Camino, sin móviles

Más de 60 alumnos de primero de ESO del Rego de Trabe recorrerán dos tramos, de Arzúa al Obradoiro, acompañados de profesores para conocerse y convivir sin pantallas

Participantes en la primera edición de la iniciativa, en 2016, a su llegada a la plaza del Obradoiro. L. O.

Sin móvil. Nada. Ni a ratitos. Durante dos días y una noche. Más de 63 alumnos del instituto Rego de Trabe, de Culleredo, realizarán entre este jueves y este viernes dos etapas del Camino de Santiago, de Arzúa a O Pedrouzo y, de allí, al Obradoiro, despojados de dispositivos electrónicos. El objetivo es brindar “una jornada de convivencia a los niños, que vienen de tres colegios diferentes y están empezando el curso en el instituto, para que se vayan conociendo y relacionándose entre sí en un ambiente diferente al de las aulas y los recreos. Y nosotros, los profesores, para conocerlos un poco mejor y ver cómo se relacionan entre ellos”, explica la directora del centro, Mónica Fraga.

La iniciativa se recupera tras el obligado parón por la pandemia, que sortearon con una actividad en el patio del centro. La primera tanda de peregrinos enviados a la secular ruta desde el instituto cullerdense caminó en 2016. Ya sin teléfonos. “Al principio suele haber reticencias y, a la vuelta, reconocen que ha sido positivo para ellos porque así hacen cosas”, asegura Fraga, quien afirma no tener constancia de otros institutos que promuevan excursiones o jornadas en las que los chicos tengan que dejar los teléfonos en casa.

El veto a los móviles se advierte desde el principio, por lo que los alumnos o las familias que no estén de acuerdo pueden retirarse. Entre las familias “siempre es bien acogido”, señala Fraga, salvo algunos padres que se muestran preocupados por no poder contactar con sus hijos. Pero los profesores les facilitan un número de contacto y permiten que los chicos llamen a casa desde sus teléfonos si quieren, apunta la directora.

La misma política se aplica en los viajes a Andorra que realizan alumnos de 3º de ESO. Es un viaje de 12 horas y nadie lleva el móvil. Y en el bus van hablando entre ellos, con juegos de mesa, cartas y cantando. Si van con los móviles, cada uno va encerrado con el suyo. No los llevan y va muy bien. Y sí que lo agradecen porque ven que es posible divertirse de otra manera, cuenta Fraga. En cuanto a las familias, asegura que “los padres están muy informados porque los profesores sacamos fotos cada dos por tres, las subimos a un álbum enlazado a la web y ahí están recibiendo información instantánea de todo lo que va sucediendo. Están más informados y ven más fotos que si los chavales llevaran móviles”, reflexiona.

Los nuevos peregrinos del Rego de Trabe saldrán rumbo a Arzúa este jueves a las 9.00 y volverán a casa el viernes, sobre las 18.30. Van con albergue reservado, con sábanas y mantas, para que no tengan que cargar con sacos de dormir, y comidas contratadas, por lo que “va a ser una caminata sin prisas y más o menos a su ritmo”, asegura la responsable del centro.

Las etapas son de “18 o 19 kilómetros” y, por las experiencias pasadas, Fraga augura que no habrá problemas para los chicos. De todos modos, un coche escoba acompañará la excursión por si alguien lo necesitara, además de los cinco docentes que caminarán junto a los chicos.

Compartir el artículo

stats