El pleno del Ayuntamiento de Oleiros aprobó en el pleno del pasado jueves la propuesta del Gobierno local de aplicar un descuento del 50% en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a los inmuebles que instalen placas solares con el fin de reducir el impacto de la subida de la electricidad. Aunque se planteó en un principio que pudiese aplicarse también a las instaladas este año, este beneficio fiscal finalmente solo se realizará en instalaciones certificadas a partir del 1 de enero del próximo año 2023

Este descuento se aplicará durante cinco años y siempre que sea la vivienda habitual, y que ésta tenga una superficie mínima de captación solar útil de cuatro metros cuadrados por cada cien metros cuadrados de superficie construida y la potencia instalada sea como mínimo de un kilovatio por cada cien metros cuadrados de superficie construida. También deberán ser instalaciones con colectores homologados. La solicitud de bonificación deberá formularse antes del inicio de las obras (del otorgamiento de licencia).

El Concello durante el año 2021 recibió un total de 18 solicitudes de permiso de instalación de placas solares. El IBI urbano medio fue de 930 euros por lo que este beneficio fiscal supondrá reducirlo a 465 euros. En los primeros seis meses de este año Oleiros ya registró 32 peticiones de estas instalaciones, una tendencia al alza, y estima que serán una media de cincuenta al año.