Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Retirada la licencia de ‘pub’ al local de Fonteculler que trucó el volumen

Puede abrir como cafetería y sin equipos de música | El juzgado deniega la petición de suspender el cierre ordenado por el Concello

El alcalde preside un pleno. MIGUEL MIRAMONTES / ROLLER AGENCIA

El Concello de Culleredo ha retirado la licencia de pub al local de ocio de Fonteculler que despertó numerosas quejas entre los vecinos de la urbanización A Ría y que, según se comprobó en inspecciones y mediciones, excedía el volumen máximo permitido y tenía trucado el limitador. El negocio podrá continuar en activo con la licencia de cafetería que también tenía, pero no como pub, de modo que no podrá poner música más allá de la televisión y deberá restringir sus horarios de apertura y cierre.

El Ayuntamiento ya había dictado el cierre del pub el pasado mes de julio, fruto del expediente iniciado tras reiteradas protestas vecinales, trasladadas en varias ocasiones al pleno municipal por los grupos de la oposición, y después de precintar los equipos de sonido el pasado febrero por estar manipulados. La gerencia del local presentó un recurso ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de A Coruña contra la resolución de Alcaldía que ordenaba el cierre y solicitó como medida cautelar urgente que se prorrogase la suspensión de la ejecución del cierre dictado. El Juzgado, en un auto fechado el pasado 11 de octubre, deniega la cautelar solicitada. Dicta que los posibles perjuicios económicos podrían ser indemnizados por el Concello en caso de prosperar el recurso y que la sanción se impone por incumplir la normativa de ruidos, por lo que “debe prevalecer el interés general”. Resuelve también que el hostelero tiene también licencia de cafetería sobre el mismo local “que no se ve afectada por la resolución adoptada en el expediente sancionador, por lo que no pueden entenderse acreditados perjuicios económicos de difícil reparación”.

El pasado día 2 de este mes, el Concello procedió a levantar acta de inspección en el local, tras la recepción del auto judicial, de modo que se dicta el cierre del establecimiento como pub durante 18 meses, con cese de actividad desde ese mismo día, detalla el Ayuntamiento. Con esta medida, apunta el Concello, solo quedan dos locales con licencia de pub en el municipio cullerdense. El Ayuntamiento asegura que la Policía Local va a realizar un seguimiento en estos negocios y en las cafeterías para comprobar que se cumplan los horarios y las restricciones con la música que se permite poner y los volúmenes fijados.

Compartir el artículo

stats