Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

La Xunta da luz verde con condiciones a uno de los seis parques eólicos de Monte do Gato

Concluye que el proyecto Felga es viable después de que la promotora eliminase uno de los cinco aerogeneradores y modificase el acceso para no atravesar la necrópolis megalítica

Vistas desde Monte do Gato. | // LA OPINIÓN

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda acaba de formular la declaración de impacto ambiental del parque eólico Felga, uno de los seis proyectados en el entorno de Monte do Gato. La Xunta concluye que el proyecto, que abarca terrenos de Coirós, Oza-Cesuras y Aranga, es “ambientalmente viable” siempre y cuando se cumplan una serie de condiciones para minimizar el impacto en los ecosistemas, el patrimonio cultural, el paisaje y la fauna.

El departamento autonómico da luz verde a este parque eólico que tramita Greenalia Wind Power después de que la empresa promotora reformulara el proyecto, que fue informado inicialmente de forma desfavorable por la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural por su impacto en la necrópolis megalítica de Monte do Gato, entre otros extremos.

Según detalla la declaración ambiental, la empresa, que preveía inicialmente cinco aerogeneradores, renuncia a uno de los molinos, el más próximo a la necrópolis megalítica, y cambia los modelos, que pasarán de tener una altura de 112 metros a 127 y de disponer de una potencia unitaria de 4,2 a 5, 2 megavatios. El proyecto definitivo suprime además la torre meteorológica y modifica el acceso al parque, previsto originalmente desde el sur, atravesando el conjunto patrimonial, y que se realizará finalmente por el norte, desde la entrada de la Nacional VI (entre los puntos kilométricos 563 y 564, en la localidad de O Fontenlo).

La Xunta detalla en su informe que la empresa promotora ha realizado también cambios en el trazado de los caminos y zanjas para evitar la afectación a zonas húmedas.

La Xunta considera que el proyecto, tras los cambios realizados, no afectará a hábitats protegidos ni tampoco a áreas prioritarias para avifauna amenazada ni a ningún área de especial interés paisajístico. Medio Ambiente impone con todo una serie de condiciones para evitar el impacto ambiental en una zona incluida en la Reserva de Biosfera As Mariñas Terras do Mandeo y proyectada en las proximidades de los ríos Mandeo, Mendo, Vexo y sus afluentes. Entre otras medidas, la Xunta insta a restringir la rotación de las palas “lo máximo posible”, a implementar tecnología de reducción del impacto por colisiones, a pintar una de las aspas de cada uno de los aerogeneradores y a disponer barreras de retención de sedimentos cuando se realicen movimientos de tierras.

Las condiciones de más alcance afectan al patrimonio cultural. La Xunta demanda como “medida correctora del impacto” de este parque la “puesta en valor” de la necrópolis de Monte do Gato y condiciona la autorización a que se tomen medidas para preservar los caminos históricos, los muros tradicionales y para que los trabajos de construcción se realicen bajo un control y seguimiento arqueológico.

La empresa Greenalia, que tramita otros dos parques eólicos en Monte do Gato, prevé invertir 15 millones en este proyecto y acometer los trabajos en un plazo de ocho meses.

Protestas vecinales y del BNG

Los eólicos proyectados en Monte do Gato fueron de los que recibieron más contestación en la comarca coruñesa. Se trata, en total, de seis parques con 39 aerogeneradores. Los proyectos recibieron alegaciones de los concellos de Oza-Cesuras, Aranga y de varias plataformas vecinales. A nivel político, fue rechazado con especial vehemencia por los grupos municipales del BNG y PSOE.

Los nacionalistas criticaron ayer vía comunicado a la Xunta por no exigir una evaluación conjunta de estos seis parques para conocer su “impacto real”. Alertan de la afectación de estos proyectos a enclaves protegidos como las Brañas do Deo o a la necrópolis de Monte do Gato. El BNG considera insuficientes las condiciones que impone la Xunta e incide en que la empresa compensa la supresión de un aerogenerador aumentando la altura y potencia de los otros cuatro. Avanza nuevas medidas “a nivel institucional y social” contra estos parques.

Compartir el artículo

stats