El pleno del Concello de Arteixo aprobó ayer una moción del Gobierno local en la que se solicita oficialmente al Estado una reunión para tratar de eliminar el peaje de Pastoriza. El Ejecutivo larachés pide una reunión con responsables del Ministerio de Transportes y la Consellería de Infraestructuras además del Concello de Arteixo.

El grupo de Gobierno afirma que ha pedido esta reunión porque tras su encuentro con la secretaria de Estado de Transportes, Isabel Pardo de Vera, ha visto que “por primera vez en ocho años el ministerio está dispuesto a negociar su colaboración en la eliminación del peaje” y la conexión del puerto exterior con la autovía A-6. El alcalde, Carlos Calvelo, destacó que es una oportunidad “histórica” para negociar la eliminación del peaje, que serviría también para “optimizar” la conexión con Langosteira además de mejorar el servicio a los vecinos.

La Corporación local también aprobó en la sesión plenaria de ayer el presupuesto de 2023 con el único respaldo del PP, ya que el PSOE se abstuvo y el BNG y el edil no adscrito Antonio Patiño votaron en contra. El presupuesto para el próximo año asciende a 69,5 millones, 9,2 más que este año.

La inversión asciende a 26,7 millones de euros de los que 1,6 millones serán para realizar la segunda fase del balneario (la primera y segunda planta y la capilla). Una partida de 2,57 millones se destina a obras de urbanización (nuevas calles, una zona verde en Candame, aceras y zonas verdes en la travesía de Pastoriza), y la urbanización de las calles Pombales y Canabal. Se construirá un nuevo centro social en Monteagudo y nuevas sendas peatonales. El Ejecutivo destacó que sube la partida para Servicios Sociales y aumenta las horas de ayuda a domicilio.