Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

El Supremo da carpetazo al diseño de la Xunta para conectar la ártabra con la AP-9

Rechaza el recurso de la Consellería a la sentencia que anuló el trazado u Infraestruturas reiniciará los trámites y rescindirá el contrato con las empresas tras acabar el enlace de Iñás

Obras de la conexión a tres niveles de la vía ártabra con la Nacional-VI, en Iñás, en junio. VÍCTOR ECHAVE

El Tribunal Supremo ha inadmitido el recurso de casación interpuesto por la Xunta contra la sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia que anuló el proyecto de trazado de la vía ártabra por errores en el procedimiento. La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Alto Tribunal acuerda la inadmisión a trámite por “irrecurribilidad de la sentencia al versar la cuestión realmente controvertida sobre la interpretación y aplicación de derecho autonómico”. Dicta que “la cita de preceptos estatales infringidos” es “meramente instrumental a fin de posibilitar el acceso a la casación estatal”.

La Xunta reiniciará la tramitación administrativa para la aprobación del trazado y rescindirá el contrato con la Unión Temporal de Empresas (UTE) adjudicataria de la obra, formada por Arias Infraestructuras, Construcciones Taboada y Ramos y Francisco Gómez y Cía., una vez que se complete el enlace a tres niveles que se ejecuta en la carretera Nacional-VI, en Iñás. Avanza que las obras de conexión con la autopista AP-9 “van a sufrir un importante retraso” y que se paraliza la inversión de 40 millones de euros prevista para el tramo anulado, de la AC-221 a la autopista AP-9. El Ayuntamiento de Cambre rechazó ayer hacer declaraciones a este diario.

La providencia de inadmisión del Supremo, que data del día 16 de este mes, impone las costas a la Xunta, con un máximo de 2.000 euros más IVA y a favor de la parte recurrida y personada que se opuso a la admisión del recurso, el Ayuntamiento de Cambre. La Xunta renuncia a las pocas vías que le quedaban para salvar el proyecto de trazado —y el constructivo, anulado en otra sentencia— que daría continuidad a la vía hacia la autopista. La sentencia que la Xunta recurrió sin éxito se pronunció a favor de un recurso del Concello de Cambre.

El fallo del Superior dictó que, como había defendido el Ayuntamiento cambrés, el proyecto de trazado “debió ser aprobado por el Consello de la Xunta” y no por el director xeral de Obras Públicas por delegación de la Consellería de Política Territorial, Obras Públicas y Transportes, como ocurrió. Los jueces vieron en esta vulneración del procedimiento legalmente establecido un motivo de impugnación suficiente como para no entrar en los demás argumentos expuestos por el Ayuntamiento cambrés.

La Xunta insiste en que la aprobación que supone el error de procedimiento clave se realizó durante el Gobierno autonómico bipartito de PSOE y BNG, en 2008. La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade da a entender que no modificará el trazado, como reclamaba el Ayuntamiento cambrés, que defiende el entronque con la AP-9 en Catro Camiños y no en A Gándara, como proyectó la Consellería.

Infraestruturas sostiene que, “dado que lo que está en cuestión es el procedimiento y no el trazado en sí, lo que debe hacerse ahora es iniciar de nuevo la tramitación del trazado hasta su aprobación, lo que supondrá un importante retraso sobre los plazos inicialmente previstos para la ejecución de la prolongación de la vía ártabra”. El departamento autonómico asegura que la resolución del Supremo “no cambia la hoja de ruta prevista por la Xunta en cuanto a una infraestructura considerada estratégica para la vertebración de la comarca de A Coruña”. Apunta que, como tenía previsto tras el fallo del Superior, se limitará a completar la obra de la rotonda a tres alturas de Iñás, que no se incluye en el trecho anulado, de modo que el enlace “quede completo y preparado para el futuro entronque de la vía ártabra”.

La Xunta elude estimar el retraso que supondrá para las obras el reinicio del procedimiento. Lamenta “el perjuicio para la seguridad vial, para la competitividad y para la vertebración de la comarca de A Coruña causado por la ofensiva judicial emprendida por el Concello de Cambre sobre cada uno de los trámites realizados para el impulso de esta infraestrutura estratégica”. “Lo único que está haciendo el Concello de Cambre es perjudicar la movilidad y la accesibilidad del propio municipio y también de los del entorno, por muchos años, ya que las obras de conexión de la vía ártabra con la AP-9 van a sufrir un importante retraso como consecuencia de esa ofensiva judicial de Cambre y de unas sentencias que cuestionan el procedimiento seguido para la aprobación del proyecto de las obras pero no la decisión técnica sobre el trazado de la infraestructura”, insiste la Consellería.

El departamento deja ver, así, que mantendrá en el trazado por A Gándara. Ya que las sentencias no entraron a juzgar los demás argumentos esgrimidos por Cambre en contra del proyecto, queda la duda de si, en caso de recurrir de nuevo el proyecto con las mismas alegaciones, la justicia volvería a fallaría a favor del Concello, en un nuevo revés a los planes del Gobierno autonómico.

Compartir el artículo

stats