Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Fragas do Mandeo encuentra envases de hace 40 años en las marismas de Betanzos

La entidad retiró en los últimos días 256 kilos de residuos y 22 plumachos del entorno del pazo de Mariñán EDesde agosto ha recogido ya más de cuatro toneladas de basura

Voluntarios con los residuos que retiraron en el entorno de Mariñán y los plumachos que retiraron a mano delante del pazo. | // L.O.

Ocultos entre los juncos o medio enterrados en las marismas de la ría de Betanzos los voluntarios de la entidad de custodia del territorio Fragas do Mandeo encontraron hace unos días numerosos envases que se utilizaban hace cuarenta años, mientras muchos plásticos expuestos a la luz desde hace tiempo, se les desintegraban en las manos en minúsculos microplásticos al intentar retirarlos. Así queda la Naturaleza por la acción humana y entidades como Fragas do Mandeo son las que tratan de paliar este daño con acciones como la última campaña que realizaron hace unos días alrededor del pazo de Mariñán, de donde retiraron 256,4 kilos de basura, entre plásticos, escombro y hasta dos ruedas de coche.

Residuos retirados alrededor del pazo de Mariñán por los voluntarios

Los voluntarios no solo sacaron estos residuos del entorno de la marisma de Betanzos en la zona del pazo de Mariñán sino que retiraron 22 macollas de plumacho o hierba de la Pampa, las plantas enteras, que estaban delante del propio pazo.

Realizaron el trabajo como no hacen otros: primero retiraron las inflorescencias para impedir que se esparciesen las semillas y que naciesen nuevas plantas, cortaron las hojas con cortasetos eléctricos y después arrancaron las raíces con herramientas manuales. Arrancar desde la raíz es la única posibilidad de que la planta no rebrote, como ha pasado en los antiguos terrenos de Bunge tras la actuación de Costas.

Esas pesadas raíces además las subieron después a pulso por encima del muro del pazo para cargarlas en un remolque. Pesaban 1.260 kilos. Sacaron también otras especies invasoras como los palmitos (diez), además de seis evónimos japoneses (un arbusto de hojas verde oscuro y amarillo).

En la zona de la ría más cercana al Pedrido se encuentran sobre todo con restos de artes de pesca y actividades náuticas, y ría adentro con plásticos, envases, botellas de vidrio de bebidas, muchas pelotas y otros juguetes como pistolas de agua. Abundan la ropa y el calzado, mecheros, piezas de poliexpán, palillos de piruletas y bastoncillos para los oídos.

Fragas do Mandeo cuenta con una lancha propia desde mediados del pasado mes de agosto, gracias a la Diputación que sufragó gran parte de la compra de la embarcación y los seguros de los voluntarios. Gracias a esta lancha, una vez a la semana, a primera hora de la mañana, ponen rumbo a la marisma para recoger basura y tratar de dejarla lo más limpia posible y siempre regresan cargados. Desde agosto hasta hoy ya ha retirado de la ría brigantina, gracias a la embarcación, más de cuatro toneladas (4.155,5 kilos en total).

En lo que va de año han sacado de montes, ríos y playas de esta comarca un total de 6,6 toneladas de basura y 6,3 toneladas de restos de especies exóticas gracias al trabajo de los voluntarios ambientales que trabajaron 2.685 horas.

Este trabajo voluntario lo realizan desembarcando la basura en unas rampas “muy resbaladizas” a causa de la falta de limpieza del estuario, sacando pesados sacos y pesándolos y luego intentando repartir la basura por los “escasos” contenedores existentes en el puerto de Betanzos. Realizan esta labor que depende del tiempo y las mareas y cubriendo áreas muy dispersas, con basura oculta entre la vegetación o enterrada en el lodo.

Compartir el artículo

stats