Betanzos recurre a seguridad privada para vigilar los accesos a la plaza Pepito Arriola

Alega que la Policía debía atender otras incidencias

Redacción

El Concello de Betanzos recurrió a seguridad privada para vigilar los accesos a la plaza Pepito Arriola durante la noche del sábado al domingo y evitar así actos de botellón que durante los últimas semanas “se venían repitiendo una y otra vez”. La medida fue tomada después de mantener una reunión con la comunidad de propietarios en la que se analizó la situación que viven los vecinos en la plaza, situada en las inmediaciones de la zona de ocio nocturno.

El Concello señala que se trata de “una plaza de uso público en la que se vinieron repitiendo de forma sucesiva distintas actos vandálicos, incumpliendo la ordenanza de ruidos y limpieza”. También explica que “ante la imposibilidad de que la Policía Local pudiese estar presente en la zona durante tiempo prolongado al tener que atender otras incidencias del fin de semana, y la limitación de presencia de la Guardia Civil, el Concello decidió contratar seguridad privada, limitando los accesos a la plaza durante la noche del sábado”.