Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Oleiros aprecia un elevado coste de urbanizar el sector de Santa Ana y su “efecto barrera”

El Concello opta por expropiar a los afectados por el gran desembolso que les supondrían los gastos de demolición del edificio e indemnizaciones y ejecutar los muros de contención

A la derecha, edificio que se expropia para demoler en la entrada de Mera. | // L.O.

El Concello de Oleiros, mediante resolución de Alcaldía del pasado 21 de noviembre, ha resuelto la aprobación inicial del cambio del sistema de actuación para ejecutar una urbanización en Santa Ana (Mera) de cooperación a expropiación. Ahora esta resolución estará a exposición pública durante un mes para que los propietarios afectados y otros interesados, puedan formular alegaciones si lo consideran oportuno.

El Ayuntamiento quiere demoler el edificio de cinco plantas construido en los años setenta en la entrada al centro de Mera, y que supone una barrera visual sobre el mar. Iba a ejecutar la urbanización, por cooperación, pero al realizarse el proyecto de equidistribución se comprobó los elevados costes que tendrían que asumir por lo que comprobó que no era posible “garantizar un régimen justo de distribuciones de beneficios y cargas”, y por eso optó por el sistema de expropiación de los terrenos y las viviendas y el local del edificio.

Oleiros pretende abonar en especie, en aprovechamiento urbanístico en una urbanización anexa que se ejecutará (el SUD-2 de río Xentiña), pero para eso debe existir conformidad de los propietarios, en caso contrario se les tendría que abonar en metálico.

Los técnicos municipales comprobaron que ejecutar la urbanización prevista en el reciente estudio de detalle, donde se prevén levantar dos edificios de solo dos plantas en la parte más baja de la ladera, con menor impacto visual, supondría un coste muy elevado a la hora de repartir las cargas entre los propietarios, debido al alto desembolso por las obras de demolición del actual edificio de cinco plantas.

El coste de urbanizar este suelo también es elevado porque son parcelas en ladera, con una pendiente importante, y requiere construir muros de contención y abancalamientos, lo que aumenta el coste de las obras.

El Ejecutivo local además advierte que la ordenación prevista por el plan general y el estudio de detalle genera un volumen edificado que “no parece adecuado” por el “efecto barrera visual que se produce en la principal vía de acceso a Mera”. Este polígono de Santa Ana tiene una superficie neta de 7.162 metros cuadrados y su desarrollo preveía demoler el edificio de cinco plantas más una casa totalmente en ruinas y urbanizar todo para construir dos edificios de pisos (de bajo y dos plantas), así como una zona verde y una pista deportiva. En total la edificabilidad de este ámbito es de 4.297 metros cuadrados.

Compartir el artículo

stats