Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Propietarios de 374 casas en el sector de Alsina de Oleiros tienen tres meses para entrar en la junta

Varios titulares de parcelas ya se integraron y otros han presentado alegaciones

Ordenación prevista para el sector entre Lamastelle y Nós | // L.O.

Después de que el Ayuntamiento de Oleiros enviase una notificación a los propietarios afectados por la ejecución del plan parcial de Alsina-Lamastelle para construir 374 viviendas, varios de ellos se incorporaron la junta de compensación mientras y otros presentaron alegaciones. El Gobierno local resolvió estas reclamaciones y aprobó de forma definitiva los estatutos y bases de la junta de compensación.

Este pasado mes de noviembre, el Concello también notificó a los propietarios catastrales de terrenos dentro de este ámbito que, si no han solicitado la incorporación a la junta de compensación, tienen aún un último plazo de un máximo de tres meses para hacerlo. Si lo solicitan en este plazo, entrarán en la junta con los mismos derechos y obligaciones que los promotores de esta urbanización.

El Gobierno local, además, ha notificado esta resolución a ocho titulares de parcelas, cuatro de ellas en proceso de investigación respecto a quién es el propietario, y otra con un dueño que por ahora es desconocido.

El Concello oleirense advierte también a estos propietarios que aún no se han integrado en la junta de compensación que si no lo hacen en este plazo de tres meses, según la legislación, se les podrá expropiar o también ocupar sus parcelas directamente, en favor de la junta.

El pleno de Oleiros aprobó en febrero del pasado 2021, de forma definitiva, el plan parcial de SUD-6 Alsina Lamastelle, una urbanización que se ejecutará anexa a la mansión de Las Cadenas en San Pedro de Nós y por la parte de arriba, con la zona de Montrove y Lamastelle.

Los promotores prevén levantar 374 viviendas y un centro comercial con un recinto de ocio. Aunque los promotores iniciales fueron empresarios y particulares, después transfirieron sus derechos a la escuela de negocios IFFE (que ocupa la mansión de Las Cadenas), que cogió la gestión junto con el dueño de varias parcelas del sector, Fernando Marchesi.

La Xunta dio luz verde al plan parcial en noviembre de 2020, con una Declaración Ambiental Estratégica (DAE) favorable, que puso fin a la tramitación ambiental del proyecto, en el que el promotor tuvo que introducir cambios tras informes de organismos para corregir impactos.

Tuvo que variar el trazado del vial interior previsto por su cercanía a un bien con protección integral en el plan general, la finca de Las Cadenas (o finca Alsina) , y ampliar la zona verde y se le requirió también para adaptarse más a la topografía del terreno con el objetivo de que no quedasen escalonamientos que serían barreras visuales, además de integrar paisajísticamente unos muros de contención.

Anexo a este ámbito residencial y comercial se encuentra otro para desarrollar, el SUD-21. Los dos juntos ocupan una superficie equivalente a 22 campos de fútbol.

Compartir el artículo

stats