Un control de la Policía Local de Sada y la Guardia Civil de Tráfico se saldó el pasado sábado con hasta 14 alcoholemias positivas y un detenido por un delito contra la salud pública. Los agentes que participaban en este dispositivo de tráfico en Samoedo vieron cómo un conductor detenía su vehículo a unos cincuenta metros e intentaba dar marcha atrás. Esta maniobra sospechosa puso en alerta a los efectivos, que enviaron inmediatamente a una patrulla a su encuentro.

Al llegar a la altura del vehículo y darle el alto, los agentes notaron un fuerte olor a marihuana y localizaron varias bolsas de basura llenas de esta planta en el maletero y los asientos traseros del vehículo. El conductor ya ha sido detenido y puesto a disposición judicial.

La Policía Local ha localizado además al conductor del coche que se dio a la fuga tras precipitarse el pasado viernes desde una altura de unos 15 metros en República Arxentina. Los agentes localizaron al conductor y al copiloto, a los que tomaron declaración un día después del siniestro.

La policía sospecha que este aparatoso accidente fue provocado debido a un exceso de alcohol que habría llevado a los ocupantes a abandonar el lugar para no someterse a un test. El conductor del vehículo fue ingresado un día después del accidente por lesiones graves.

Este accidente y otros registrados en la localidad fueron los que llevaron a la Policía a solicitar la colaboración de la Guardia Civil para realizar diversos controles.