El Concello de Arteixo abrió esta semana al público el nuevo complejo de piscinas de Pastoriza-Meicende. El edificio se sitúa en una parcela de 23.000 metros cuadrados, una nueva zona verde contigua a la ya existente en el embalse de Meicende, y que alberga el nuevo complejo deportivo que cuenta con dos piscinas, un gimnasio de 500 metros cuadrados y cuatro salas más de actividades deportivas.

Arteixo abre al público el complejo de piscinas de Pastoriza y Meicende

La apertura del edificio tendrá varias fases. En primer lugar se organizan hasta el 30 de diciembre visitas guiadas, en las que los visitantes recibirán información de las actividades de la nueva infraestructura, además de enseñarles las instalaciones. La información puede ser recabada en el teléfono 981 79 81 47.

Posteriormente se realizarán unas jornadas de puertas abiertas, que comenzarán el 2 de enero y finalizarán el 15 de enero. Habrá acceso libre y gratuito a la instalación durante esos días. Los visitantes podrán participar en las actividades dirigidas y realizar nado libre en los dos vasos. La asistencia se podrá realizar previa inscripción en grupos con una hora de actividad. La tercera fase comenzará el 16 de enero. Ese día dará comienzo el funcionamiento normal de la instalación, con las actividades dirigidas, el diseño de programas de entrenamiento personal, o la oferta de cursos trimestrales de natación.

Vasos y salas eléctricas

El edificio alberga dos piscinas —una es de iniciación destinada fundamentalmente a los niños—, un gimnasio de 500 metros cuadrados, y cuatro salas de actividades destinadas a diferentes disciplinas deportivas de entre 120 y 200 metros cuadrados. El equipamiento deportivo está instalado sobre un terreno de 22.698 metros cuadrados, en donde el edificio ocupa 4.872 metros cuadrados y una zona verde de 13.889 metros cuadrados. El edificio se integra en el entorno que tiene cierta pendiente desde el AC-415 hasta el embalse a través de un vial de acceso que desemboca en una zona de aparcamiento para vehículos privados y autobuses. El edificio se distribuye en dos plantas y un sótano. El Concello ha destinado 4.175.000 euros a la construcción del inmueble y 773.000 euros a la urbanización de la nueva zona verde.

En cuanto a la construcción, el edificio cuenta con cerramientos de hormigón visto y corcho, una clase de cerramiento que el equipo redactor (Nimo y Mezquita Arquitectura) ya ha utilizado en instalaciones de Lisboa, Setúbal y Braga, y que ha conseguido la calificación de clase energética A. También tendrá un campo de energía solar que abastecerá cerca de las necesidades eléctricas del Concello. También se utilizará el calor residual que surja de las instalaciones del Concello para la calefacción del edificio. Las aguas grises de los filtros de las piscinas también se reutilizarán para los inodoros del edificio.

Carlos Calvelo, alcalde de Arteixo, señaló que con “el nuevo transporte circular que ha puesto en marcha el Concello de Arteixo, la nueva piscina no dará servicio solo a los vecinos de Pastoriza y Meicende sino también de otros núcleos como Vilarrodís y Oseiro, que estarán a solo diez minutos de la instalación si utilizan el nuevo autobús municipal”.

La nueva infraestructuras ampliarán la actual zona verde que se sitúa en los márgenes del embalse de Meicende y servirá para ofrecer un nuevo equipamiento a los vecinos de la zona norte de Arteixo.