Lo único que afea ahora mismo el cruce de Santa Cruz en Oleiros, tras el derribo de la gasolinera y la construcción de una rotonda en forma de fuente que simula olas, es la histórica ruina de una vivienda en la esquina entre la avenida Concepción Arenal y la calle Ricardo Cubeiro. Tras quedar solo las ruinas de la casa, la valla que la rodeaba fue pintada por un partido y después Alternativa dos Veciños pintó encima, con sus colores, una margarita y el faro de Mera. Con el paso del tiempo tanto la pintura como la madera se pudrieron dando una mala imagen.El Concello requirió al propietario para adecentar estas esquina y ya demolió esta valla aunque le falta arreglar el solar.

Oleiros requiere al propietario para adecentar la esquina de Santa Cruz