El grupo municipal de Sadamaioría ha criticado que “el gobierno tránsfuga”, surgido tras la moción de censura del pasado mes de noviembre, realice “la tercera” modificación del régimen de retribuciones de los ediles del Gobierno “en poco más de un mes”, y que llevará a pleno como punto “urgente”. En esta nueva modificación se prevé variar el salario y la jornada laboral de la edil de Hacienda, Contratación y Seguridad Ciudadana, María Pardo (expulsada del PSOE).

Denuncia que para “llevar a cabo esta maniobra” la concejal “mantiene el 90% de su jornada en Sada, reduciendo un irrisorio 10% para poder prestar de nuevo sus servicios” como funcionaria en el Concello de Bergondo (al que solicitó reincorporarse hace dos semanas). Añade que la edil modificará su jornada laboral trabajando casi setenta horas semanales entre las dos administraciones. Sadamaioría considera esta actuación “una absoluta burla a la ciudadanía” que demuestra que los “intereses personales” es lo que está en juego.